Don Felipe (56 años), esta vez sin la reina Letizia (51 años), arropaba a su familia en el entierro de su primo Fernando Gómez-Acebo en la más estricta intimidad. Un momento triste y solemne que se ha roto con el atrevimiento de un grupo de curiosos que no dudaban en acercarse al Rey para saludarle y pedirle fotos. La reacción del monarca en el vídeo.