Son muchos los kilómetros que la separan de su país de origen y de su familia; y son muchos los meses que lleva distanciada de todo lo que la vio crecer. La princesa Magdalena, felizmente casada con el empresario londinense Chris O'Neill y con una prole de lo más bonita (Leonore, Nicolas y Adrienne), no duda en admitir que por supuesto echa de menos Suecia y todo lo que ello conlleva.

Artículo relacionado

Después de un año de lo más complicado también para ella, que no pudo viajar durante el verano para asistir al cumpleaños de su hermana mayor Victoria ni para pasar unos días de vacaciones junto a sus padres, ante las cámaras de STV la princesa se ha abierto en canal.

Familia Real de Suecia

La Familia Real de Suecia en una imagen que hace meses que no es posible protagonizar de nuevo por la marcha de la princesa Magdalena a Miami.

Gtres

El motivo es el documental Un año con la Familia Real que la cadena está grabando, en el que Magdalena también tiene su parte protagonista. Afincada con su familia en Miami, no ha ocultado su tristeza por no poder reunirse con los suyos estas Navidades, unas fechas muy especiales que se inician con el cumpleaños de la reina Silvia, que el próximo 23 de diciembre cumplirá 77 años.

Así lo ha mostrado abiertamente en sus redes sociales con una imagen de la propia entrevista. "Este año me entristece no poder ir a casa, pero mi corazón está con toda Suecia", admitía.

Pese a todo ello, la princesa no pierde la sonrisa al lado de los suyos, y se siente muy unida a su país en la distancia, participando en todos los días importantes. Así lo hizo en Día Nacional así como el segundo domingo de Adviento, donde la Casa Real le otorgaba todo el protagonismo a sus hijos.

El documental también ha adelantado unas declaraciones del rey Carlos Gustavo en las que se muestra de lo más disgustado con la situación de la pandemia en Suecia. "Pienso que hemos fracasado. Hemos tenido una gran cantidad de personas que han muerto y eso es terrible". Las medidas menos restrictivas del país han hecho que sea el estado escandinavo con la tasa de mortalidad más elevada.