La reina Letizia y Rania de Jordania han llevado vidas paralelas durante los últimos años como homólogas en sus respectivos países, una coincidencia que ha llevado a miles de comparativas entre ellas, tanto a nivel estilístico como institucional.

Artículo recomendado

Rania de Jordania se apropia del "rojo Letizia" para su visita a la Casa Blanca

Rania de Jordania se apropia del "rojo Letizia" para su visita a la Casa Blanca

Por este mismo motivo, tanto la mujer del rey Felipe como la esposa del rey Abdalá, quienes se encuentran estos días siendo anfitrionas del presidente de Italia, Sergio Mattarella y su mujer, y del príncipe Carlos y Camilla, respectivamente, vuelven a ser foco de estas comparaciones a la hora de cumplir sus papeles como reinas consortes y los estilismos que han escogido para cada ocasión.

Rania de Jordania durante la visita del príncipe Carlos de Inglaterra
Gtres

En el caso de Rania de Jordania, ha deslumbrado una vez más ante la visita del príncipe Carlos de Inglaterra y Camilla, optando para su recepción acompañada del rey Abdalá II por un un estilismo impecable en blanco. Se trata de un vestido con marcado escote en V y botonadura central al que ha añadido un discreto cinturón dorado con el que consigue estilizar su silueta, un truco muy utilizado también por la reina Letizia.

Rania de Jordania durante la visita del príncipe Carlos de Inglaterra
Gtres

Con respecto a doña Letizia, horas antes de brillar con luz propia en la cena de gala en honor al presidente de Italia con un elegante diseño firmado por Giorgio Armani, optaba por un diseño rescatado de su armario del que se desconoce su procedencia, y en el que también utilizaba la técnica del mini-cinturón para estilizar su figura.

Los reyes con el presidente de Italia y su mujer
Gtres

Se trata de un diseño en tweed con largo midi, manga tres cuartos, escote a la caja y un combinado de colores entre los que destacan el rosa y el verde entonos pastel.

El vestido fue utilizado por la mujer del rey Felipe en dos ocasiones durante 2017, cuando lo estrenó por primera vez, y no hay duda de que se ha convertido en una apuesta segura de entretiempo. En esta ocasión, lo lucía bajo una capa en color beige con la que se ha resguardado del frío cuando lo ha necesitado.