Laurent de Bélgica, siempre polémico, vuelve a los titulares con una de sus declaraciones más personales. El hermano menor del rey Felipe de los belgas ha concedido una breve entrevista al diario Het Laatste Nieuws en el que ha contado cómo ha sido su lucha contra el sobrepeso.

Artículo recomendado

La polémica sobre el supuesto divorcio de Laurent de Bélgica empaña su Día Nacional

La polémica sobre el supuesto divorcio de Laurent de Bélgica empaña su Día Nacional

Una batalla que lleva lidiando dos años y con la cual ha conseguido perder hasta 32 kilos, pasando de los 134 a los 102 kilos. La lucha no ha sido nada sencilla para el hijo de los exmonarcas Alberto y Paola de Bélgica. "A veces quería comerme las almohadas de hambre que tenía", ha confesado, añadiendo que el secreto ha sido muy sencillo: comer muy poco.

Laurent de Bélgica
Gtres

"¿La dieta que he seguido? Solo ha sido comer menos cantidad. En lugar de un plato de 300 gramos de pasta, ahora como uno de 50 gramos", ha explicado el príncipe belga. Un truco con el que se ha sentido incómodo en muchos momentos, reconociendo que le faltaban las fuerzas y que ha pasado hambre.

"Creemos que necesitamos toda esa comida, pero realmente no la necesitamos", reconocía Laurent de Bélgica, añadiendo que también se ha ayudado de la dieta del ayuno intermitente. "Por la mañana y en el almuerzo comía poco, pero por las tardes poco o nada. A veces quería comerme las almohadas de hambre, pero seguí adelante, porque tenía muchas granas de deshacerme de esos kilos de más". Un esfuerzo que, sin lugar a dudas, bien ha merecido la pena, tanto por físico como por salud.

Artículo recomendado

El posible hijo secreto de Laurent de Bélgica con el que se repetiría la historia de Delphine Boël

El posible hijo secreto de Laurent de Bélgica con el que se repetiría la historia de Delphine Boël

Hacer deporte también ha sido uno de los puntos clave de la pérdida de peso del príncipe y de dejarse de ver "gordo y feo". Pese a que no acostumbraba a hacerlo, "camino más y de vez en cuando monto en bici. Esto me hace sentir mejor que nunca, porque estar gordo es muy malo para la salud", concluía ante el citado medio.