La llegada de Meghan Markle a la familia real británica fue un aluvión de felicidad para todos, pero con el paso del tiempo todo lo que se prometía unión y dicha se ha convertido en la separación más evidente que jamás ha existido entre el príncipe Harry y su familia.

Todas esas supuestas desavenencias habían sido puros rumores, hasta ahora. El príncipe Guillermo y Kate han hecho oficial la eliminación del nombre de los duques de Sussex del título de su Fundación, que cambió hace 14 meses, cuando se incluyó a Meghan.

Artículo relacionado

The Royal Foundation nació en 2009 cuando Guillermo y Harry decidieron fundarla para seguir el legado de su madre Lady Di. Pero el pasado mes de junio, la Casa Real anunció sin esperarlo que los duques de Sussex "establecerían su propia fundación". Un cambio que coincidió con la mudanza de Meghan y Harry, que abandonaron Kensington para establecerse en Frogmore Cottage.

Este sinfín de cambios se han sumado al platón que le dieron los duques de Sussex a la reina Isabel II en la tradicional misa de Balmoral. ¿Se está desmoronando la familia real británica?