Su reaparición se ha convertido en todo un espectáculo y ha confirmado que la Casa Real británica se mantiene firme y unida después de las sucesivas polémicas que han protagonizado Harry y Meghan Markle. Y, por su fuera poco, Kate Middleton lo ha hecho por todo lo alto convertida en "reina de oro" por una noche.

Artículo relacionado

Junto a su marido, el príncipe Guillermo de Inglaterra, la duquesa de Cambridge acudía la noche de este martes al estreno de la nueva película de James Bond No Time to Dieal más puro estilo Hollywood con un estilismo de lo más especial con el que ha deslumbrado por encima de cualquier invitada.

Guillermo y Kate Middleton en el estreno de la nueva película de James Bond
Gtres

Con un vestido con capa dorado repleto de lentejuelas de arriba a abajo de la diseñadora Jenny Packham, Kate Middleton hacía su entrada triunfal sobre la alfombra roja del Royal Albert Hall de Londres. Se trata de un modelo valorado en 4.000 euros que combinaba con pendientes tipo aretes personalizados de O’Nitta London y su llamativo anillo de citrino, un regalo del príncipe Guillermo por el nacimiento del príncipe Luis.

Kate Middleton en el estreno de la nueva película de James Bond
Gtres

En sus pies, la duquesa de Cambridge llevó unos salones metalizados en dorado, de Aquazzura, un guiño más a su difunta suegra, Lady Di, quien también deslumbró en 1985 acudiendo al estreno de la película James Bond, A View To Kill, enfundada en un espectacular vestido plateado.

Familia Real de Inglaterra en el estreno de la nueva película de James Bond
Gtres

Junto a ella, no faltó el príncipe Guillermo vestido con esmoquin oscuro, y ambos se encontraron a su llegada con Carlos de Inglaterra y Camilla de Cornualles, quien lució un vestido celeste engastado con pequeñas piedras de diferentes formas que combinó con un broche especial de diamantes, el llamado Broche con diamantes de sol de la princesa Marie Louise, que perteneció a la princesa Marie Louise, nieta de la reina Victoria, y que le ha sido prestado por su suegra por primera vez.

Los cuatro se mostraron muy cómplices y posaron muy sonrientes en la alfombra roja del evento señalando la fuerte unión que la familia de la reina Isabel mantiene a pesar de las polémicas de Harry y Meghan. Después disfrutar de la película, dedicaron unos minutos a saludar al elenco de actores de la recién estrenada película.