¡Qué tensión!

Kate Middleton no quiere ni ver a Rose Hanbury tras los rumores de infidelidad del príncipe Guillermo

La duquesa de Cambridge y su ex mejor amiga coincidieron en un evento y Kate pidió que se sentara lo más lejos posible para no cruzarse con ella

Actualizado a

1 /7

1 / 7

Kate Middleton evita a Rose Hanbury

2 / 7

Coincidieron en una cena

3 / 7

Kate lo pasa mal

4 / 7

La reina Isabel II ayuda a Kate

5 / 7

La duquesa de Cambridge advirtió a su marido

6 / 7

Rose se siente sola

Eran amigas y ahora no se pueden ni ver. Kate Middleton y Rose Hambury intentan no coincidir y cuando lo hacen ni se miran. Desde que salieron a la luz los rumores de infidelidad del príncipe Guillermo con Rose, la que fuera mejor amiga de Kate, la duquesa de Cambridge cortó su relación con ella.

Relacionado con esta noticia

Pero teniendo en cuenta que Rose pertenece a una importante familia de Reino Unido, está casada con el marqués de Cholmondele, es inevitable que coincidan en algunos eventos oficiales. El último acto en el que tuvieron que verse las caras fue hace un mes. Fue durante la celebración de la cena de gala en honor de Donald Trump.

La duquesa de Cambridge sabía que su ex amiga iba a asistir a la cena desde unos días antes de su celebración. Para asegurarse de que no se iban a cruzar, Kate Middleton decidió hablar con la reina Isabel II. Le realizó una petición, que Rose se sentara lo más lejos posible de ella. Un deseo al que la soberana accedió.

Teniendo en cuenta lo incómodo que podía haber sido que las dos mujeres tuvieran que cruzarse o que se sentaran demasiado cerca, la reina prefirió evitarlo. Sabe que Kate está pasando por un mal momento por culpa de este tema que está en boca de los ciudadanos de Reino Unido y no quiso echar más leña al fuego.

Pero Kate se aseguró de algo más. No solo controló el hecho de estar lejos de Rose. También se ocupó de que el príncipe Guillermo no hablara con ella. Durante el camino en coche, la duquesa de Cambridge le dijo a su marido que no se le ocurriera ni siquiera saludar a Rose. Por si acaso con esto no era suficiente también habló con sus asistente para que estuviera pendiente de Rose todo el tiempo y no perderse ninguno de sus movimientos.

Pese a sentarse lejos y no cruzarse, la tensión se respiraba en el ambiente. Así lo hizo saber Donald Trump durante su discurso. Algunos de los allí presentes aseguraron que Kate se mostró muy incómoda y con ganas de marcharse pronto. La que tampoco lo está pasando bien es Rose. Sus amigos cuentan que cada vez se siente más sola y aislada.

Más Sobre...

Kate Middleton Casas Reales

Te recomendamos

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?