Joaquín y Marie de Dinamarca se han sincerado como nunca antes sobre el fatídico suceso que vivieron el pasado 24 de julio mientras disfrutaban de sus vacaciones en el familiar Castillo de Cayx, al Sur de Francia. Fue entonces cuando el hijo menor de la reina Margarita sufrió un ictus por el cual fue trasladado rápidamente a un hospital de Toulouse donde fue operado de urgencia.

Artículo recomendado

Joaquín de Dinamarca se sincera sobre su cambio de vida después del ictus que sufría este verano

Joaquín de Dinamarca se sincera sobre su cambio de vida después del ictus que sufría este verano

Ha sido durante una entrevista con el medio danés Hjernesagen donde los príncipes han hablado con total sinceridad sobre cómo vivieron ese día, y los difíciles recuerdos que guardan, haciendo hincapié en dos puntos importantes: que siempre se debe tomar en serio las señales de un derrame cerebral y reaccionar inmediatamente, y que no se debe olvidar a los familiares de los afectados.

Joaquín y Marie de Dinamarca
Det Danske Kongehus

"Es difícil no pensar en lo que podría haber sucedido y creo que aprendimos que es terrible para el que recibe un golpe, pero justo al lado hay alguien más por lo que es igualmente terrible. Nunca se debe olvidar eso", ha explicado el príncipe Joaquín recordando el difícil momento que vivió toda su familia. Durante sus vacaciones en Francia, la pareja estaba acompañada de los cuatro hijos del príncipe: Nicolas y Féliz, fruto de su matrimonio con la condesa de Frederiksborg; y Henrik y Athena, que ha tenido junto a la princesa Marie.

"Supe de inmediato que algo andaba muy mal en su cerebro. Pude ver su parálisis facial, fue muy, muy terrible. Son imágenes que permanecerán en mi cabeza para siempre", recordaba Marie asegurando que no dudó en pedir ayuda rápidamente. Por su parte, el hermano de Federico de Dinamarca recuerda oír "llegar la ambulancia, que vinieran hacia mí, me colocaran en una camilla y me ataran. Me pusieron instrumentos de medición y un goteo, y me hablaban todo el tiempo. Fuimos hasta Cahors a toda velocidad, conozco ese camino como la palma de mi mano. Mientras estaba allí sabía exactamente qué ruta estábamos tomando".

Joaquín y Marie de Dinamarca
Det Danske Kongehus

Durante el trayecto, de casi una hora, el príncipe comenzó a perder la sensibilidad del lado izquierdo de su cuerpo. El hospital de Cahors confirmó un derrame cerebral en la primera exploración, por lo que Joaquín de Dinamarca fue trasladado rápidamente a Toulouse, donde se llevó a cabo una operación de emergencia.

La noche en el hospital "fue realmente horrible. Me dijeron que su estado empeoraba y cuando les pregunté qué era lo peor que podía pasar, no quisieron decir mucho al respecto", confiesa la princesa Marie. Pero la pareja confió en el que para ellos era su ángel de la guarda, el príncipe Henrik, marido de la reina Margarita fallecido en febrero de 2018.

Artículo recomendado

Joaquín de Dinamarca regresa a casa para afrontar, por fin, su nuevo rumbo laboral

Joaquín de Dinamarca regresa a casa para afrontar, por fin, su nuevo rumbo laboral

Cuando el príncipe Joaquín se despertó de nuevo, la princesa Marie estaba a su lado. "Fue un momento muy especial porque aunque no entendía muy bien lo que estaba pasando, sabía que estaba entre la vida y la muerte. Lo primero que dije fue: '¡Me salvaste la vida!'", ya que sin la rápida intervención de la princesa Marie, las cosas podrían haber sido muy diferentes.

Tras su recuperación, todo ha vuelto a la normalidad en la familia, pero ni Joaquín ni su mujer olvidan estar agradecidos. "Estuvimos tan cerca de una tragedia que podría haber cambiado nuestras vidas para siempre. Estamos muy agradecidos de poder sentarnos aquí hoy y hablar con vosotros. Estoy muy agradecida de que pueda volver a reír", concluía la francesa.

[Imágenes: Det Danske Kongehus]