Jacques y Gabriella lo vuelven a hacer. A sus seis años, los mellizos de Alberto y Charlene de Mónaco se convierten por segunda vez en una semana en los mejores aliados y acompañantes de su padre en ausencia de la princesa, que permanece en África sin poder regresar al Principado a consecuencia de una infección otorrinolaringológica.

Artículo relacionado

Además de visitar junto a sus hijos el pasado fin de semana el Museo Oceanográfico del Principado, Alberto de Mónaco acudía este jueves 3 de junio a la celebración del Corpus Domini (Corpus Christi). Y lo ha vuelto a hacer acompañado de los mellizos, quienes han acaparado todas las miradas.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco

El príncipe Alberto, acompañado de Jacques y Gabriella, en la celebración del Corpus Christi.

Palais Princier de Monaco

Como dos auténticos príncipes de Mónaco, los pequeños se mantuvieron atentos durante todo el evento atentos a la procesión desde el balcón de Palacio, saludando y sin perder detalle. Un papel por el cual Gabriella se convierte en una "mini primera dama", sustituyendo a su madre hasta que esta vuelva de Sudráfrica.

Tan protagonistas como siempre, los mellizos volvieron a destacar además por sus estilismos que, en este tipo de apariciones, suelen estar marcados por un patrón. En el caso de Jacques, imitando a su padre con traje de chaqueta y camisa blanca.

Artículo relacionado

En el caso de Gabriella, con los colores corporativos del Principado: rojo, blanco y negro. La pequeña, convertida ya en toda una mini fashion victim, lució un vestido de estampado de flores con diadema roja incluida.

[Imágemes: Palais Princier de Monaco / Eric Mathon]