Ha sido, sin duda, el Día Nacional de Mónaco más triste y desanimado desde hace muchos años. Sin embargo, los pequeños del Principado han conseguido otorgarle el toque pícaro y divertido a la jornada. Entre la nueva generación de los Grimaldi, Jacques y Gabriella llevan la voz cantante, ataviados con estilismos a juego con sus padres, como viene siendo habitual en este día tan importante para los monegascos.

Artículo relacionado

A pesar de que no ha habido posado oficial en el balcón de Palacio y de que el día ha sido de lo más descafeinado, los mellizos de Charlene y Alberto de Mónaco no han pasado desapercibidos.

Jacques de Mónaco

El pequeño Jacques volvía a lucir, un año más, el uniforme de su padre en tamaño mini.

Gtres

Por un lado, Jacques volvía a lucir -como el año pasado- el mismo uniforme de su padre, en talle mini; mientras que su hermana optaba por un vestido el color azul, con medias blancas y complementos rojos, los colores nacionales, muy similar a la combinación negro-rosa de su madre. También el corte de pelo es muy similar, muy cortito y con un flequillo con el que cada día se parece más a la princesa Charlene.

Durante la entrega tanto de los honores militares como de las medallas civiles, los dos pequeños no han podido evitar la inquietud del momento, protagonizando instantáneas de lo más informales y divertidas. Ambos han mostrado señales de cansancio a final del acto, como viene siendo habitual en niños de cinco años.

Gabriella de Mónaco

La pequeña Gabriella de Mónaco acudía al Día Grande del Principado ataviada con un estilismo a juego con el de su madre.

Gtres

Eso sí, en ningún momento se han separado de sus padres, principalmente de la princesa Charlene, que permanecía atenta de ellos desde el inicio hasta el fin. Arropados, cogidos de la mano y, en su defecto, apoyándose el uno al otro como siempre hemos visto, Jacques y Gabriella se han convertido en el foco de todas las miradas este 19 de noviembre, despertando una vez más el interés de la prensa tanto nacional como internacional.