Los 18 años de la princesa Ingrid Alexandra de Noruega han llegado cargados de novedades para ella: retratos oficiales por su mayoría de edad, visitas al Parlamento y otros organismos clave en su país, el estreno de su despacho dentro de Palacio, recibir la Orden de San Olav de manos de su abuelo, el Rey Harald... Y, como es de esperar en cualquier chica de su edad, se ha sacado el tan ansiado carné de conducir.

Artículo recomendado

Ingrid Alexandra de Noruega se reivindica más allá de su destino como heredera: "No he ido a ninguna escuela de reinas"

Ingrid Alexandra de Noruega se reivindica más allá de su destino como heredera: "No he ido a ninguna escuela de reinas"

La princesa no ha esperado para examinarse en cuanto a cumplido los 18 años, y ya tiene la licencia aprobada. Así lo ha anunciado su hermano mayor, Marius Borg, el hijo de la princesa Mette-Marit. "¡Felicidades a la hermana más cool del mundo! Recomiendo a las personas que vivan en Asker que se mantengan alejadas de las carreteras durante las próximas horas!", bromeando antes sus seguidores.

En la publicación que acompaña la felicitación, Marius ha mostrado un impresionante vídeo donde puede verse a los dos jóvenes a bordo de una moto de agua saltando sobre las olas juntos. No cabe duda de que tanto él como su hermana son de lo más valientes y aventureros, amantes de los deportes de agua como sus padres.

Sin embargo, Ingrid Alexandra se ha llevado una gran decepción al no poder recibir un coche por parte del Real Club Automovilístico. Se trataba de una tradición que, con motivo de las nuevas normas sobre aceptación de obsequios de la Casa Real noruega, no volverá a repetirse nunca más.

Ingrid Alexandra de Noruega
Det Norske Kongehuset

Aún así, la princesa ya se ha estrenado vehículo por las inmediaciones de Palacio, un Volkswagen eléctrico que ha mostrado la revista Se og Hoer. Desde la Casa Real se ha confirmado que la hija del heredero Haakon se había sacado el carné, pero no si el coche es de su propiedad.