Gran disgusto para la Casa Real de Noruega. A punto de celebrarse el 20º aniversario de bodas de los príncipes Haakon y Mette-Marit -que será dentro de dos días, este miércoles 25 de agosto-, la futura heredera Ingrid Alexandra ha dado positivo en covid-19 obligando a cancelar, no solo la agenda de la Familia Real desde este lunes, sino también las celebraciones previstas por los veinte años de amor de sus padres.

Artículo relacionado

Por el momento, ni sus padres ni su hermano menor Sverre Magnus han dado negativo, pero por prudencia todos permanecerán en cuarentena hasta asegurarse que no se han contagiado. La situación es crítica si se tiene en cuenta el delicado estado de salud de la princesa Mette-Marit, quien padece una fibrosis pulmonar crónica desde hace tres años.

Ingrid Alexandra de Noruega

Ha sido este domingo por la noche cuando desde la Corona noruega han informado del estado de la princesa Ingrid a través de un breve comunicado. "Su Alteza Real la Princesa Ingrid Alexandra dio positivo por covid-19 y está aislada en su casa en Skaugum. El resto de la familia del Príncipe Heredero también fue examinada, pero no ha habido ninguna prueba positiva".

Se desconoce el estado de la joven de 17 años, algo fuera de lo usual cuando se ha informado del contagio de un miembro de la Realeza, como ha sido el caso de los príncipes Carlos Felipe y Sofia de Suecia, Carlos de Inglaterra, Alberto de Mónaco o su coetáneo Christian de Dinamarca.

Ingrid Alexandra de Noruega
Det Danske Kongehus

Por el momento, tanto la princesa como su familia permanecerán aislados y en reposo, por lo que se han cancelado todos los actos y celebraciones previstas por el 20º aniversario de los príncipes herederos. Tampoco se atenderá por parte del príncipe Haakon la agenda institucional, en la que este lunes tenía marcado el desembarco del yate Norge.

Para este miércoles 25 de agosto, la Corona había preparado una fiesta en Skaugum que ha sido pospuesta y para la cual Mette-Marit y Haakon habían realizado recientes unas bonitas declaraciones sobre su historia de amor. Habrá que esperar para ver cómo los herederos al trono noruego celebran las conocidas como "bodas de porcelana".