Será casi cinco meses después, pero nunca tarde si la fiesta es buena. Y la suya promete. La Casa Real de Noruega ha anunciado, por fin, la fecha para las celebraciones por el 18º cumpleaños de la princesa Ingrid Alexandra, que alcanzó la mayoría de edad el pasado 21 de enero.

Artículo recomendado

Ingrid Alexandra de Noruega se reivindica más allá de su destino como heredera: "No he ido a ninguna escuela de reinas"

Ingrid Alexandra de Noruega se reivindica más allá de su destino como heredera: "No he ido a ninguna escuela de reinas"

Serán los próximos días 16 y 17 de junio cuando la hija mayor de los príncipes Haakon y Mette-Marit tenga sus esperadas fiestas de cumpleaños: dos cenas de gala en su honor. La primera con el rey Harald como anfitrión. La segunda, un tributo organizado por parte del Gobierno para la futura heredera al trono de los noruegos.

Ingrid Alexandra de Noruega
Det Norske Kongehuset

Estos festejos tuvieron que ser cancelados en enero por la situación sanitaria, manteniendo únicamente los de carácter institucional, como las tradicionales visitas al Parlamento, el Tribunal Supremo y la oficina del Primer Ministro la jornada previa a su cumpleaños.

Tampoco faltaron los retratos oficiales de la nieta de los reyes Harald y Sonia, una entrevista emitida por televisión y una condecoración de lo más especial por parte de su abuelo.

Harald, Haakon e Ingrid Alexandra de Noruega
Det Norske Kongehuset

Será en cuatro meses cuando los soberanos noruegos celebren orgullosos los 18 años de su nieta. Esta fiesta tendrá lugar el 17 de junio, un día después del homenaje por parte del Gobierno. Por el momento se desconocen los espacios escogidos para las dos celebraciones, pero todo apunta a que podría tener lugar tanto en el Palacio Real como en la nueva biblioteca Deichman Bjorvika de Oslo.

Tampoco se ha informado sobre la lista de invitados que, sin lugar a dudas, estará marcada por las restricciones sanitarias, ni si se van a mantener las actividades musicales y otras citas culturales enfocadas a los jóvenes del país.

[Imágenes: Det Norske Kongehuset]