Hace casi un año -el 3 de agosto de 2020- el rey emérito Juan Carlos tomó la decisión de marcharse de España para iniciar una nueva etapa lejos de las polémicas que le han perseguido durante varios meses. Una elección a la que sumaba como destino los Emiratos Árabes, donde ha permanecido desde entonces prácticamente en todo momento y sin la compañía de su familia.

Artículo relacionado

Han sido sus hijas Elena y Cristina las únicas que han realizado alguna visita esporádica para verle, y será la mayor de las infantas la que le acompañará en este aniversario tan agridulce. La hermana mayor del rey Felipe ha organizado su verano de tal manera que podrá acompañar a su padre durante unos días, mostrando una vez más la complicidad tan especial que existe entre ellos.

Infanta Elena y rey Juan Carlos
Gtres

A pesar de que no serán unas vacaciones como tal, Elena sí podrá pasar tiempo en Abu Dabi con Juan Carlos y recordar aquellos años en los que ambos se divertían en los toros, saliendo a cenar o en cualquier otro evento institucional, siempre muy unidos. Parece que el exsoberano lleva una vida de lo más sosegada en su nueva residencia, en la que cuenta con un equipo especialista en atender su salud y sus necesidades físicas, como sus paseos y ejercicios diarios.

Para su próximo viaje, la infanta viajará en vuelo regular -no privado- tal y como ha hecho en el resto de visitas que ha realizado a los Emiratos Árabes. Por el momento se desconoce si viajará acompañada de su hermana Cristina, a quien se le presenta un verano muy diferente al de hace un año gracias a la mayor libertad que su marido Iñaki Urdangarin puede disfrutar.