Ha pasado menos de una semana desde que Victoria Federica, hija pequeña de la infanta Elena, celebrase su puesta de largo por todo lo alto. Visiblemente feliz, y con el recogido que la caracteriza, que no nos dejaba ver si realmente se ha cortado el pelo, ha reaparecido para presidir la Asamblea General Ordinaria del Comité Paralímpico Español.

Con una blazer azul marino, pantalón blanco y un original broche en forma de libélula y pendientes a juego, Elena acudió a este acto en el que se fijaron los criterios que deben cumplir los deportistas para ser seleccionado para Tokio 2020, un evento al que nunca falla conociendo su pasión por el deporte.

Artículo relacionado

La primogénita de los reyes eméritos no ha querido responder a las preguntas sobre cómo se lo pasó en la fiesta de mayoría de edad de su hija, donde, además, se reencontró con su exmarido, Jaime de Marichalar, con quien mantienen una relación cordial, pero escasa, y limitada exclusivamente a los asuntos relacionados con sus hijos.

Infanta Elena