Puede que la reciente y polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con la presentadora Oprah Winfrey no vaya a repetirse en un largo periodo de tiempo. Primero, porque de momento se están "recuperando" del aluvión de comentarios, críticas y otras opiniones que se han desatado tras su aparición televisiva; segundo, porque ellos ya cuentan con un influyente grupo de amigos y conocidos capaces de encargarse de lanzar mensajes por ellos.

Artículo relacionado

Así ha sido el caso de la periodista Gayle King, gran amiga de los duques, que este miércoles confirmaba que se han iniciado las conversaciones entre Harry, Meghan y Buckingham en búsqueda de una próxima reconciliación. Aunque parece que por el momento va a ser complicado que esto suceda.

Harry, Guillermo y Carlos de Inglaterra

Se inicia una posible reconciliación entre Meghan Markle, el príncipe Harry y Buckingham Palace.

Gtres

Tal y como la informadora ha afirmado en su programa CBS This Morning, "No es mi intención lanzar ninguna exclusiva, pero lo cierto es que les he llamado para saber cómo están y me confirman que, efectivamente, Harry ya ha hablado con su hermano Guillermo y también con su padre Carlos de Inglaterra". Gayle King ha asegurado que, "no han sido unas conversaciones muy productivas", pero "están contentos de que al menos han retomado el contacto".

Un paso hacia adelante que parece que inicia un largo -y complicado- camino a recorrer por ambas partes. "Lo que sí les está molestando mucho es que desde la Casa Real se sigue diciendo que quieren resolverlo todo en privado pero, sin embargo, permitan que se sigan publicando todas esas historias falsas totalmente despectivas hacia Meghan", ha revelado la periodista haciendo alusión al comunicado emitido por Buckingham Palace respondiendo a las palabras de los Sussex en su entrevista.

Isabel de Inglaterra y Meghan Markle

Por el momento, nadie de la Familia Real británica se ha puesto en contacto con Meghan Markle.

Gtres

"Por ejemplo, nadie de la Familia Real ha hablado con Meghan todavía. Y creo que es muy frustrante para ellos ver que todo el debate se ha centrado sobre el racismo dentro de la Familia Real cuando lo único que querían desde el principio era que la realeza interviniera y le dijera a la prensa que se detuviera con las historias falsas injustas e inexactas que definitivamente tienen un sesgo racial. Hasta que reconozcan eso, que no hicieron nada para evitar que se publicaran esas noticias, va a ser muy difícil seguir adelante. Pero desde luego ambos quieren hacerlo. Al fin y al cabo, no deja de ser la familia de Harry", prosigue Gayle King.

"Insisto en que cualquiera que haya trabajado con Meghan puede decirte exactamente cómo es: una persona muy dulce y cariñosa. Y no olvidemos que tiene documentos que prueban que todo lo que dijo en la entrevista con Oprah es verdad", concluyó. Algo que no cuadra del todo con algunas de las afirmaciones de los duques de Sussex en su entrevista con Oprah, de la que ya se les ha "pillado" alguna que otra mentira.