La unión entre el príncipe Harry y su hermano siempre ha sido muy fuerte, incluso cuando Guillermo se casó con Kate Middleton. Era muy común verles a los tres compartir risas y confidencias pero... ¿qué ha cambiado?

Con motivo del sexto cumpleaños del príncipe George, todos los miembros de la casa real quisieron dedicarle unas bonitas palabras, pero ha llamado especialmente la atención como a diferencia de años anteriores, los duques de Sussex no se han mostrado muy cariñosos con su sobrino, simplemente le han deseado: "un día muy feliz lleno de amor".

Artículo relacionado

Bien es cierto que por protocolo, los miembros de la familia real tienen prohibido hacer muestras públicas de amor, pero esa norma no ha impedido en otras ocasiones que la pareja se mostrase cercano y cariñoso hacia sus sobrinos. Pero parece que todo tiene una explicación.

Meghan y Harry

La culpa es de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. Según cuenta la prensa británica, a los duques de Cambridge no les gustó que Harry y Meghan se dirigiesen a George en público de manera informal. Esto deja claro, que no es que hayan perdido el cariño hacia el pequeño sino que están siguiendo a rajatabla el protocolo.

Príncipe George