La salud del rey Harald tiene a toda Noruega en vilo. A pesar de que el viernes pasado era intervenido de corazón en una exitosa operación que le permitirá respirar mejor, el soberano lleva un año con varios altibajos que tienen más que preocupados a los medios de comunicación, así como a la propia Casa Real.

Artículo relacionado

Mientras el monarca descansa en casa tras darse de alta en el hospital Rikshospitalet de Oslo, su hijo el príncipe Haakon está afrontando su agenda como regente, en un camino que cada vez está más cerca de subirle al trono.

La abdicación parece estar más cerca que nunca, y es precisamente ahora cuando salen a la luz algunas afirmaciones que el propio Harald ha realizado con respecto a este tema. El esposo de la reina Sonia de Noruega también se abría en canal, días antes de ser hospitalizado, sobre su papel al frente de la Corona, así como sobre su familia y el complicado año que se ha vivido dentro de ella.

Harald de Noruega
Gtres

Desde la muerte de Ari Behn, quien fue pareja de la princesa Marta Luisa durante más de diez años, y padre de sus tres hijas, Maud Angélica, Leah Isadora y Emma Tallulah; hasta la depresión de su hija o la fortaleza que sus nietas han mostrado ante todas estas situaciones.

Todas estas confesiones han salido a la luz este miércoles a través de Kongen forteller (El Rey cuenta), un libro firmado por el reconocido periodista noruego y editor de periódicos, Harald Stanghelle. La publicación ha tomado forma gracias a las once conversaciones que él mismo ha mantenido durante los últimos meses con el soberano noruego, de las que sale el retrato más reciente de Harald V.

Harald y Sonia de Noruega
Gtres

Monarca sí; pero también padre y abuelo. Así lo reconoce y lo muestra en algunas de las sincerísimas palabras que se plasman en el libro. Sus confesiones son de gran valor ya que el soberano es conocido por no ser amigo de este tipo de colaboraciones o proyectos.

Los sentimientos del esposo de la reina Sonia también salen a flor de piel con respecto a la muerte de Ari Behn, quien fue su yerno durante más de una década. Tal y como él mismo reconoce, esta pérdida tan repentina le hizo recordar la muerte de su madre, la princesa Marta Luisa de Suecia.

Harald de Noruega
Instagram detnorskekongehus

Cabe recordar que el monarca afrontaba el suicidio del artista con mucha valentía en el tradicional discurso de Año Nuevo, donde habló con mucho cariño y amor sobre Ari Behn. "Empezamos con tristeza en nuestros corazones", manifestaba el monarca en recuerdo del artista.

"No tenía ninguna duda de que lo que le había sucedido a Ari Behn debía incluirse en el discurso de Año Nuevo. Cuando su familia decidió ser transparente con el tema fue algo natural para mis. Habría estado totalmente mal si no lo hubiera incluido, sin embargo, fue difícil para mí encontrar las palabras adecuadas porque hablaba del padre de mis nietas", explica Harald en El Rey cuenta, según el adelanto al que ha tenido acceso Se og Hør.

Funeral Ari Behn
Gtres

"Estábamos juntos cuando sucedió. Fue un shock. Estábamos tan sorprendidos, aunque sabíamos que tenían problemas. Es doloroso y lleva mucho tiempo superarlo", se sincera el monarca entre las páginas del libro. Una muerte que, dejando a sus nietas tan jóvenes sin padre, le recuerda al fallecimiento de su madre, víctima de un cáncer cuándo él tenía solo 17 años.