El rey Harald de Noruega ha tenido que ser ingresado de nuevo en un hospital esta semana. Según ha informado la Casa Real de Noruega en un escueto comunicado, el soberano se encuentra en Rikshospitalet, el hospital nacional de Oslo, para ser tratado de una enfermedad que le produce fiebres muy altas.

"Su Majestad el Rey sufre una infección que debe ser tratada con antibióticos intravenosos, por lo que permanecerá unos días en el Rikshospitalet. La condición es estable", ha añadido la Casa Real noruega a las informaciones iniciales.

Artículo recomendado

Harald de Noruega, el amor imposible de la reina Sofía, cumple 85 años

Harald de Noruega, el amor imposible de la reina Sofía, cumple 85 años

En los últimos meses la salud de Harald de Noruega no ha sido la mejor. El rey ha tenido que ser ingresado en el hospital en varias ocasiones y también ha pasado el coronavirus. A mediados del pasado diciembre, fue una infección vírica la que le llevó al hospital, donde permaneció varios días. Posteriormente, el marido de la reina Sonia volvía por culpa de unos mareos y, el pasado febrero, estuvo en el mismo centro de salud después de que comenzara a sentirse mal mientras descansaba en su residencia de verano, en Bygdoy, una península al este de Oslo.

Ingrid Alexandra y el rey Harald de Noruega
Gtres

A ello se suma que el pasado marzo el rey Harald de Noruega dio positivo en coronavirus, por lo que tuvo que estar de baja durante unos días. Un tiempo en el que su hijo, el príncipe Haakon, lo sustituyó en los actos institucionales.

Artículo recomendado

Harald de Noruega y sus confesiones más personales sobre la muerte de Ari Behn

Harald de Noruega y sus confesiones más personales sobre la muerte de Ari Behn

A sus 85 años, Harald de Noruega continúa siendo el máximo representante de la casa real de su país. De hecho, uno de sus últimos actos públicos tuvo lugar el pasado junio con motivo de la cena de gala por el 18 cumpleaños heredera al trono Ingrid Alexandra de Noruega. Entonces y pese a hacer uso de un bastón, algo habitual en sus actos, el monarca mostró encontrarse bien de salud. De hecho, esta cita dejó algunas imágenes de lo más especiales junto a su nieta, a la que parece estar muy unido.