Hace casi dos meses Harald de Noruega se retiraba se la vida pública por unos días con motivo de un ingreso hospitalario que preocupaba al país entero. A pesar de que fue un periodo breve de tiempo, una recaída a comienzos de año hacía saltar de nuevo las alarmas sobre su estado de salud.

Artículo relacionado

Durante sus dos ingresos y la baja que obtuvo al salir del hospital, en la que se le recomendaba permanecer en reposo ya en su residencia habitual, ha sido su hijo Haakon de Noruega el encargado de seguir al pie de la letra con la agenda oficial de su padre. Una tarea que, a pesar de realizar a la perfección, ya es momento de que vuelva a entregar a su progenitor.

Harald y Sonia de Noruega
Gtres

La semana pasada la Casa Real anunciaba que el próximo mes de marzo los reyes noruegos volarán hasta Jordania en el que será, además del primer viaje de Estado al país jordano para los monarcas, donde arrancarán una gira oficial por Oriente Medio, la primera salida de Harald tras sus dos ingresos, la mejor prueba de que se ha recuperado totalmente de sus baches de salud.

Durante su estancia, los soberanos visitarán diferentes instituciones además de una escuela para niñas en la ciudad de Salt. Recorrerán la ciudad de Petra y aprovecharán para brindar "una oportunidad para explorar nuevas perspectivas de cooperación comercial entre Jordania y Noruega".

Harald de Noruega
Gtres

La buena noticia se refuerza con la aparición pública este fin de semana del esposo de Sonia de Noruega en una competición de relevos de esquí de fondo en Drammen. Sonriente y con un aspecto bastante mejorado, Harald ha sido testigo de las diferentes pruebas -desde las infantiles hasta las de los adultos-, además de encargarse de entregar algunos de los premios. Se trata del primer movimiento del rey fuera de Palacio en lo que va de año.