El reciente dolor de pierna del rey Harald, anunciado por la Casa Real de Noruega este jueves con motivo de su baja institucional, ha obligado al soberano a pasar por quirófano el sábado para ser intervenido. Era la noche del viernes cuando el esposo de la reina Sonia ingresaba en el Hospital de la Universidad de Oslo, el Rikshospitalet para, horas más tarde, ser operado de un tendón de la rodilla derecha en el que tenía una lesión.

Artículo relacionado

Tal y como han informado fuentes oficiales, la intervención se ha realizado "con éxito", y el monarca se encuentra en recuperación pero con buen estado de salud, sin embargo, su baja prevista hasta este domingo se ampliará hasta mediados del mes de febrero, en principio hasta el día 14. Cabe recordar que en sus últimas apariciones públicas, se ha visto al padre de la princesa Marta Luisa ayudándose de un bastón para poder andar.

Harald y Sonia de Noruega
Gtres

Pocos días más tarde, Harald cumplirá 84 años -el 21 de febrero-, fecha para la cual se espera que se encuentre recuperado del todo. El monarca permanecerá unos días en el hospital para continuar su baja en Palacio Real de Oslo, periodo en el que su hijo Haakon asumirá el mando de la Corona, al igual que ha hecho en varias ocasiones durante el último año.

Así, el príncipe heredero recibirá en audiencia al Jefe de la Guardia Nacional y se reunirá con los marineros noruegos y la industria marítima del país este lunes 1 de febrero, tal y como estaba previsto en la agenda de su padre.

Haakon y Sonia de Noruega

Haakon ha estado al pie del cañón en todas estas ocasiones, afrontando la agenda de su padre y compaginándola con la suya propia. Así, el príncipe heredero hacía en octubre asumiendo por primera vez la apertura del Parlamento o Storting, un acto de máxima relevancia institucional que supone la labor más destacada que la constitución noruega reserva al soberano, celebrado desde 1814.