Buenas noticias para la delicada salud del rey Harald de Noruega. Tras cinco días ingresado en el hospital Rikshospitalet, el soberano ha sido dado de alta este lunes a mediodía. La noticia se ha comunicado desde la propia Casa Real, confirmando que la infección que ha sufrido el monarca de los noruegos ya no reviste gravedad: "Su Majestad el Rey ha sido hoy dado de alta del Hospital Nacional. El rey está en buena forma".

Artículo recomendado

Se desvela la enfermedad que mantiene ingresado al rey Harald de Noruega en un hospital de Oslo

Se desvela la enfermedad que mantiene ingresado al rey Harald de Noruega en un hospital de Oslo

La mejor señal de esta rápida recuperación es la vuelta del rey Harald a su agenda institucional. Esta misma semana, el marido de la reina Silvia atenderá un compromiso institucional acompañado de su hijo, el príncipe Haakon. En concreto, rey y heredero presidirán el próximo viernes el Consejo de Estado en el Palacio Real de Oslo.

Harald de Noruega
Gtres

La salud del rey Harald vuelve a ser motivo de preocupación. A sus 85 años, el monarca tuvo que acudir al hospital el pasado jueves (4 de agosto), tal y como lo anunció la Familia Real noruega en un comunicado oficial.

La última aparición pública de Harald de Noruega antes de ser ingresado fue durante su participación en el Campeonato Mundial de Vela en el lago de Ginebra. El rey Harald asumió el papel de patrón en el Sira. Junto a su tripulación, el padre de la princesa Marta Luisa ocupó el décimo lugar.

La salud del monarca ha preocupado muchas veces a los noruegos. El historial médico más reciente del rey Harald se remonta a 2003, cuando se le diagnosticó cáncer de vejiga, que tuvo que ser extirpada; En 2005 y 2020, el royal recibió una nueva válvula cardíaca; y, durante las Navidades de 2019, el monarca estuvo luchando contra una infección viral.

Un año más tarde, Harald fue operado de una de sus rodillas por un tendón dañado. Incluso después de eso, los problemas de rodilla le han seguido acosando, razón por la cual se ha visto obligado a caminar con muletas durante mucho tiempo. En enero de 2022, el noruego sufrió un fuerte resfriado por el que tuvo que ser ingresado. Finalmente, en marzo de 2022, contagiad de covid-19, tuvo que dejar al mando a su hijo Haakon hasta su completa recuperación.