A sus siete años recién cumplidos, Gabriella de Mónaco se ha convertido en la mejor sucesora del estilo Grimaldi. Fusionando los aires rockeros de su madre, la princesa Charlene, y la elegancia de su tía Carolina o su prima Carlota Casiraghi, la pequeña consigue captar todas as miradas estilísticas en cada aparición pública que realiza.

Artículo recomendado

Jacques y Gabriella de Mónaco, sin Charlene ni Alberto, reparten regalos con su tía, la princesa Estefanía

Jacques y Gabriella de Mónaco, sin Charlene ni Alberto, reparten regalos con su tía, la princesa Estefanía

Durante las últimas semanas, Gabriella ha mostrado diferentes elecciones en las que no ha dejado indiferente a nadie. Desde el Día Nacional de Mónaco, que se convertía en una Grimaldi más de la mano de sus tías Estefanía y Carolina con un exclusivo abrigo de felpa de alpaca y lana en color rosa, firmado por Brunello Cucinelli y valorado en 1.300 euros que agotó en pocas horas, la extrovertida pequeña es toda una it girl.

Estefanía y Gabriella de Mónaco
Gtres

Unos días más tarde, Gabriella aparecía junto a su hermano Jacques en dos actos públicos más: el encendido navideño del Principado con el príncipe Alberto y la tradicional entrega de regalos, donde ninguno de sus padres acudieron.

En el primero de ellos, la melliza apostaba por abrigarse con un plumas metalizado y adornaba su cabeza con una diadema muy navideña. Por debajo del llamativo abrigo, jersey de cuello vuelto negro y pantalones escoceses, un estilismo que hemos visto muy similar a la princesa Charlene.

Jacques y Gabriella de Mónaco
Gtres

Para la entrega de regalos del Principado, la pequeña combinaba su sonrisa y su desparpajo con un divertido y colorido chaleco con borreguillo, con el que volvía a protegerse del frío sin perder un ápice de estilo, siguiendo siempre los pasos de su madre.

La hermana mayor (por unos minutos) de Jacques de Mónaco también intentó hace unos meses copiar el look de su madre cortándose ella misma el flequillo. "¡¡¡Gabriella decidió cortarse el pelo!!!", anunciaba Charlene en unas imágenes que compartía junto a su familia desde Sudáfrica. "Lo siento mi Bella, hice todo lo posible para arreglarlo", explica a sus seguidores dando a entender que, tras el pequeño "desastre" de su hija en su melena, su madre ha tenido que hacer un apaño para poder dejar a la pequeña lo mejor posible.