El próximo 5 de junio el Principado de Mónaco vivirá una de sus citas deportivas más esperadas del año, el Riviera Water Bike Challenge, que este año retoma la competición después de no haberse celebrado durante 2021. Esta prueba solidaria, que tiene como objetivo concienciar sobre el cuidado de mares y océanos, es uno de los eventos más importantes organizados por la Fondation Princesse Charlène de Monaco, y uno de los favoritos de la princesa Charlene.

Artículo recomendado

Tres meses sin mamá. El complicado día a día de Jacques y Gabriella de Mónaco que no ven a Charlene desde Navidad

Tres meses sin mamá. El complicado día a día de Jacques y Gabriella de Mónaco que no ven a Charlene desde Navidad

Y es que ella misma suele participar en este reto del que se coronó ganadora durante la edición de 2020. Para ello, la mujer del príncipe Alberto estuvo entrenando muy duro durante todo el verano, regalándonos unas espectaculares imágenes de esta original modalidad deportiva sobre el agua.

Charlene de Mónaco

En esta edición, los participantes, junto con celebridades del deporte, formarán equipos de 5 para una carrera de relevos de bicicletas acuáticas que saldrán desde el Yacht Club de Mónaco, cruzando la distancia entre la población francesa de Calvi y el Principado.

La duración aproximada de este reto es de 24 horas, por lo que se trata de una prueba deportiva muy dura que exige tener buena forma física, así como un entrenamiento riguroso durante las semanas previas a la competición.

Charlene de Mónaco

Así lo hizo la mujer del príncipe Alberto hace dos años, mostrando una fortaleza admirable y su pasión innata por los deportes acuáticos. Este 2022, es más que probable que Charlene no pueda participar teniendo en cuenta que aún permanece recuperándose de sus dolencias y su fatiga emocional en una exclusiva clínica de Suiza.

La Waterbike Race tiene como objetivo principal recaudar fondos para los proyectos de la fundación que regenta la cuñada de Carolina de Mónaco, y que en estos momentos tiene a su hermano, Gareth Wittstock, al frente.

Sin embargo, esta cita podría ser también un momento perfecto para el regreso de Charlene a Mónaco, quien sin duda disfrutaría mucho de ella aunque sea desde "el banquillo". Pero hay otras fechas importantes para ella antes del 5 de junio, como el cumpleaños de su marido el próximo 14 de marzo. Por el momento, desde el Palacio principesco no se han pronunciado sobre cuándo volverá la princesa a casa, por lo que las incógnitas siguen en el aire.