Día triste para Bélgica. Este 22 de marzo se cumple cinco años de la fatal jornada de 2016 cuando, debido a dos ataques terroristas perpetrados en Zaventem y Bruselas, fallecieron 35 personas y 340 resultaron heridas.

Artículo relacionado

De estricto luto, los reyes Felipe y Matilde de Bélgica han conmemorado esta fecha para rendir homenaje a las víctimas y sus familiares, acudiendo tanto al aeropuerto como a diferentes enclaves de la red de metro de la capital belga. Durante la mañana, los soberanos han visitado los lugares exactos de los atentados, y han podido mantener conversaciones personales con algunos ciudadanos, con el objetivo de mostrar su dolor y su apoyo.

Felipe y Matilde de Bélgica
Gtres

Como viene siendo habitual en la Casa Real de Bélgica, toda la familia del rey Felipe siempre muestra una faceta empática y cercana a los belgas. Por ello, se ha realizado una retransmisión en directo de este homenaje, en colaboración con las asociaciones de víctimas Life4Brussels y V-Europe.

La solemne ceremonia se ha iniciado con cinco minutos de silencio a las 07:09 horas, exactamente cuando sucedieron los dos ataques terroristas que pusieron en jaque a las ciudades belgas. Después, se ha reconocido una pancarta repleta de mensajes que, como homenaje, se ha plasmado en una de las bocas de metro de la capital, acompañada de una gran corona de flores.

Tanto Matilde como Felipe han vestido estricto luto que, además de con sus mascarillas, la reina consorte ha combinado con un sombrero negro que ocultaba parte de su rostro. Aún así, la tristeza en ambos soberanos ha sido visible en todo momento.

[Imágenes / vídeo: Belgian Royal Palace]