Casi seis meses después de darse el "sí, quiero" en una secreta e íntima boda civil, Felipe de Grecia y Nina Flohr han podido disfrutar de la esperada celebración de su enlace.

Artículo recomendado

Felipe de Grecia y Nina Flohr, primera foto tras su boda sorpresa

Felipe de Grecia y Nina Flohr, primera foto tras su boda sorpresa

La cita, a la que han acudido varios amigos de la pareja que no pudieron presenciar su "primera" boda, ha tenido lugar este domingo en la preciosa casa de campo de Stibbington House, una edificación señorial del siglo XIX situada en Cambridgeshire y propiedad de dos de sus mejores amigos, el aristócrata inglés Tom Naylor-Leyland y su mujer, la diseñadora y escritora Alice.

Felipe de Grecia y Nina Flohr
Redes Sociales

Una preciosa mesa decorada con flores blancas, muchos globos y velas... ¡y una tarta de tres pisos con figuritas incluidas! Los anfitriones se encargaron de que la velada sucediera perfectamente, y los novios no dudaron en ensalzar su trabajo con cariñosas palabras de agradecimiento. "Gracias por hacernos sentir tan especiales. El amor, las lágrimas de felicidad y 18 años de amistad. Os queremos, Tom y Alice", confesó Nina durante la celebración.

Felipe de Grecia y Nina Flohr
Redes Sociales

Antes de cortar la preciosa tarta, Felipe y Nina quisieron agradecer el detalle de sus amigos. "No la tuvimos en nuestra boda civil, así que esto ha sido muy muy especial". Una velada romántica -solo para amigos, no para familiares- que se remataba con la salida de los invitados a los jardines de la propiedad.

Para este gran día, la novia escogió un romántico vestido de satén de manga larga en blanco roto, con cuello cerrado y mangas abullonadas. Adornó su cintura con un drapeado con un broche, lució su melena suelta y optó por un maquillaje muy natural. Por su parte, el primo del rey Felipe vistió un clásico esmoquin con pajarita. Una estampa en la que no faltó la mascota de la familia.