¡Al completo! La Familia Real de Noruega concluye sus vacaciones de verano esta semana con una despedida a bordo del barco real. Al encuentro ha tenido lugar surcando las aguas de las Islas Lofoten, un archipiélago noruego situado en la provincia de Nordland, por encima del Círculo Polar Ártico.

Artículo relacionado

Tal y como muestran a través de la Casa Real, los reyes Harald y Sonia han invitado a pasar unos días navegando por este espectacular enclave a los príncipes Haakon, Mette-Marit y Marta Luisa, acompañados de sus respectivas hijos, Ingrid Alexandra, Sverre Magnus, Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah. Durante su ruta, que comenzaba en Å -el extremo más alejado de Moskenesøya- y finalizaba en Raftsundet, en Trollfjorden, pudieron ver "el sol durante todo el camino", indicaba la reina Sonia, debido a la situación geográfica y a la posición de la tierra durante el verano.

Familia Real de Noruega III

Además de surcar las aguas del Norte, la Familia Real ha disfrutado de algunas visitas a la playa y de caminatas por las montañas, donde la naturaleza de Nordland es más que impresionante. También han realizado "varias paradas en el camino, incluido un viaje a la cima a Dronningvarden y un descanso en la playa en Svellingene", se indicaba desde la Casa Real.

Familia Real de Noruega
Gtres

Haakon y Mette-Marit han aprovechado para protagonizar algunas instantáneas solos en Svellingsflaket, un área de conservación del paisaje con vida silvestre protegida en la parte más interna del Vestfjord en los municipios de Lødingen y Vågan en el extremo norte del condado de Nordland. La felicidad es más que evidente en sus rostros, y vuelven a convertirse en la pareja perfecta en una nueva aventura, en esta ocasión junto a toda la familia.

Haakon y Mette-Marit de Noruega

Además de pasar unos días en su residencia estival de Mågerø, en las afueras de Tønsberg, los reyes Harald y Sonia se han sumado este año a las promociones turísticas nacionales por parte de las Casas Reales para mostrar algunos de los enclaves más bonitos del país.

No había mejor manera de hacerlo que navegando junto a sus hijos, nuera y cinco nietos, y demostrando la unión y la complicidad que existe entre todos ellos. Sin duda, un recuerdo que permanecerá en su memoria.

[Imágenes: Det Norske Kongehuset]