No está de más que, tras unos meses tan complicados debido a la pandemia, las Navidades también sean momento de agradecimiento y reconocimiento. Así lo creen los príncipes Victoria y Daniel de Suecia, que acudieron junto a sus hijos Estelle y Oscar el día de Nochebuena por la mañana a visitar el parque de bomberos de Solna, al norte de Estocolmo.

Artículo recomendado

Los principitos Estelle y Oscar de Suecia protagonizan un idílico inicio de Navidad

Los principitos Estelle y Oscar de Suecia protagonizan un idílico inicio de Navidad

La familia al completo se acercó a reconocer el trabajo que este equipo (además de muchos otros en otras ubicaciones) realiza no solo los días de fiesta, sino también durante todo el año, aprovechando para desearles una feliz Navidad de parte de toda la Casa Real.

Victoria, Daniel, Estelle y Oscar de Suecia visitando un parque de bomberos
Kungahuset

Durante su visita, los principitos Estelle y Oscar, de 9 y 5 años, volvieron a convertirse en protagonistas muy atentos a las explicaciones del cuerpo de bomberos durante el recorrido por sus instalaciones.

Los nietos de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia no desaprovecharon la oportunidad de subirse a bordo de uno de los camiones del equipo, una experiencia con la que no pudieron evitar mostrar su emoción y felicidad.

Estelle y Oscar de Suecia
Kungahuset

En las imágenes, con Estelle sujetando sobre ella a su hermano pequeño que agarra con fuerza el volante, la princesa luce una falda de cuadros tartán en azul y blanco combinada con un jersey azul marino con cuello blanco. El benjamín de la familia, por su parte, lleva pulóver con estampado Jacquard a juego con unos pantalones azules y el look de su hermana.

La visita terminaba con la tradicional foto de familia y la entrega, por parte de Estelle y Oscar de Suecia, de un pan de jengibre perfecto para la misma Nochebuena.

Oscar de Suecia
Kungahuset

Las imágenes nos traen el recuerdo de una visita que Daniel de Suecia realizaba con su hijo pequeño a la estación de Brännkyrka en febrero de 2019, donde el pequeño posó con un casco regalándonos una estampa tan irresistible como divertida.

[Imágenes: Kungahuset]