Paso a paso, Estelle de Suecia continúa convertida en todo un ejemplo para una nueva generación de mini royals que, al igual que ella, reinarán en sus respectivos países en un futuro. Entre ellos, además del príncipe Jorge de Gales, están Charles de Luxemburgo o los mellizos Jacques y Gabriella, hijos de Alberto y Charlene de Mónaco.

Artículo recomendado

Estelle de Suecia, feliz junto a sus padres en su nuevo y emocionante paso como princesa

Estelle de Suecia, feliz junto a sus padres en su nuevo y emocionante paso como princesa

A sus 10 años, la primogénita de los príncipes Victoria y Daniel de Suecia ya ha participado en diferentes actos institucionales, tanto junto a sus padres como acompañando a su abuelo, el rey Carlos Gustavo, demostrando que sigue los pasos de su madre en cuanto a representación y compromiso para con la Corona de su país.

Estelle de Suecia
Gtres

De esta forma, Estelle ha participado en unas demostraciones de de primeros auxilios que le han mostrado cómo debe reaccionar en caso de encontrarse ante una emergencia. La princesita ha realizado estas clases durante el conocido como Pep Day, que ha tenido lugar en el área natural de Hagaparken. A la celebración, que ha disfrutado junto a otros niños de su edad y familias, también han asistido sus padres, Victoria y Daniel de Suecia, y su hermano pequeño, el príncipe Oscar.

Estelle de Suecia optaba por un look de lo más cómodo para la ocasión, con el pelo recogido en dos trenzas adornadas con, lazos rosas vestida con una camiseta azul claro de la organización y con un dorsal colocado en la parte delantera, al igual que sus compañeros. En diferentes imágenes, puede verse a la nieta de los reyes Carlos Gustavo y Silvia muy atenta a las indicaciones y, acto seguido, siguiendo las instrucciones para realizar sus prácticas de primeros auxilios a un maniquí.

Estelle de Suecia
Gtres

Como una más junto a los demás niños de su edad, la princesa se divirtió y no dudó en ayudar a cualquier niño que necesitara ayuda, mostrando una vez más su cercanía y simpatía. Otra de las actividades de la jornada fue la pintura. Muy concentrada, Estelle cogió rotuladores de varios colores para pintar en una pizarra de fondo blanco bajo la atenta mirada de varios de sus compañeros.

El Pep Day también incluye otras actividades deportivas, pruebas, competiciones y baile. La princesa participó en todas ellas, incluida la tradicional carrera del príncipe Daniel, quien estaba en la meta junto a su mujer para recibir a los participantes que iban llegando y obsequiarles con sus respectivas medallas. Una prueba a la que, por supuesto, también quiso sumarse su hermanito Oscar.