Ya no es habitual verla en los eventos institucionales del Principado y, salvo en contadas ocasiones, su vida ha tomado un rumbo de lo más hermético. Hablamos de Estefanía de Mónaco, la tercera hija del príncipe Rainiero de Mónaco y la icónica Grace Kelly.

Artículo relacionado

Sin embargo, esta semana una ocasión de lo más especial para ella ha conseguido que volvamos a verla públicamente. Ha sido junto a su hermano Alberto, apoyando una de las causas sociales con las que se siente más identificada: la Cruz Roja monegasca, de la que el soberano es presidente.

Estefanía de Mónaco

La princesa Estefanía no ha querido faltar a esta cita solidaria con la Cruz Roja monegasca.

Desde hace más de 70 años los Grimaldi asisten religiosamente a la gala anual que celebra la organización, un evento en el que, en su tiempo, estuvieron presentes Grace Kelly y Rainiero III.

A causa de la crisis ocasionada por la pandemia, la hermana de Carolina de Mónaco ha querido unir fuerzas y apoyar las causas lideradas por la Cruz Roja. Esta última, enfocada a ayudar a personas desfavorecidas y aisladas a encender un árbol de Navidad virtual durante las fiestas. Así, Alberto de Mónaco le ha entregado a su hermana Estefanía un cheque de 6.000 euros, resultado de la acción, como presidenta de Fight Aids Mónaco.

Estefanía de Mónaco

Como presidenta de la 'Fight Aids Mónaco', la menor de los Grimaldi ha recibido un cheque de 6.000 euros destinados a la lucha contra el sida.

Para la ocasión, Estefanía ha destacado con un abrigo de paño estampado de cuadros en tonos rojos, blancos y grises, como homenaje a la bandera del Principado y, por supuesto, a la propia Cruz Roja.

El resto del conjunto mostraba prensas básicas que han dado protagonismo al abrigo. Un jersey en crudo de cuello alto, pantalón negro y botines en el mismo color. No faltaron sus gafas de pasta redondas y el pelo recogido en una práctica y cómoda coleta, una muestra más del estilo distendido de la princesa.

[Imágenes: Fight Aids Monaco]