"¡Viva por estar de vuelta en casa en la hermosa Suecia!" Con estas palabras y dos iconos (un corazón y la bandera de su país), la princesa Magdalena de Suecia ha confirmado a través de una fotografía su tan ansiado regreso a su país natal.

Artículo recomendado

Magdalena de Suecia y Chris O’Neill se adelantan a los 'royals' de su generación vacunándose contra el covid

Magdalena de Suecia y Chris O’Neill se adelantan a los 'royals' de su generación vacunándose contra el covid

La hija menor de los reyes Carlos Gustavo y Silvia, que actualmente vive en Miami junto a su marido Chris O’Neill y sus tres hijos, no ha podido viajar a Suecia desde hace meses con motivo de la crisis sanitaria mundial, por lo que el año pasado tuvo que cancelar sus tradicionales vacaciones en familia y conformarse con las playas de Florida.

Una situación que la propia princesa ha lamentado en diferentes ocasiones ya que, a pesar de permanecer lejos, siempre lleva Suecia y a los suyos en su mente y en su corazón. La ventaja de esta lejanía es que en Estados Unidos, tanto ella como su esposo han podido vacunarse con mucha rapidez, algo que les ha permitido volar para pasar unos días junto a los suyos.

En la instantánea, puede verse a su hija mayor, Leonore, de siete años, que extiende los brazos en un escenario campestre de lo más idílico repleto de margaritas. La pequeña luce un vestido blanco con volantes en las mangas de discreto estampado animal print y un lazo adornando su rubia melena. De nuevo, la hermana mayor de Nicolas y Adrienne muestra la mejor de sus sonrisas.

Por el momento se desconoce si la princesa ha viajado con su marido o únicamente con sus hijos, ya que en la fotografía solo puede verse a Leonore, un dato que da a entender que los tres niños están con ella pero que no confirma el viaje de Chris O’Neill quien, por motivos laborales, podría unirse algo más adelante a las vacaciones estivales de la familia.

Magdalena de Suecia
Kungahuset

Todo apunta a que Magdalena (que acaba de cumplir 39 años) pasará una larga temporada en su tierra natal para aprovechará el tiempo perdido junto a sus padres, hermanos y sobrinos, entre los que podrá conocer al pequeño Julian, el tercer hijo de los príncipes Carlos Felipe y Sofia, que será bautizado el próximo mes de agosto.

Una fecha que promete convertirse en la gran reunió familiar de los Bernadotte después de meses de confinamiento e imposibilidad de viajar desde Estados Unidos a Suecia, y viceversa.