Bien es sabido que el príncipe Federico de Dinamarca es uno de los royals más aventureros e intrépidos de Europa. En varias ocasiones hemos podido ver al hijo mayor de la reina Margarita realizando diferentes actividades y participando en documentales sobre la naturaleza, así como participando de forma profesional en varias competiciones deportivas.

Artículo recomendado

Federico de Dinamarca se convierte en todo un superviviente en televisión

Federico de Dinamarca se convierte en todo un superviviente en televisión

Ahora, siguiendo los pasos de su madre, el marido de la princesa Mary ha regresado a Groenlandia "después de muchos años desde la última vez" que viajó a esta impactante y remota tierra, "donde los grados negativos en este momento son de dos dígitos y el viento es cortante", cuenta el propio príncipe a través de los canales oficiales de la Casa Real danesa.

Federico de Dinamarca
Det Danske Kongehus

Desde allí, Federico de Dinamarca estará "participando en grabaciones para un programa documental para RD" sobre Groenlandia, un momento que está aprovechando para "revivir la magnífica naturaleza" existente en esta enorme isla, territorio danés autónomo. El programa se emitirá a finales de este año, y espero que le guste, como sucedió con el programa sobre las Islas Feroe, que se publicó el año pasado.

Entre las experiencias que el príncipe está viviendo, este mismo miércoles ha compartido varios selfies en los que podemos verle guiando un trineo de perros.

Federico de Dinamarca en Groenlandia
Det Danske Kongehus

"El heredero ha realizado un viaje en trineo en el áspero pero también hermoso paisaje" de Groenlandia, informa la Casa Real. "Dos guías de trineo de la Patrulla de Trineo Sirius dirigieron el viaje, que comenzó en el cuartel general de patrulla Daneborg y terminó en la bahía de Dødemands en Clavering Island".

La ruta se trata de un regalo oficial de la defensa al príncipe heredero con motivo de su 50º cumpleaños en 2018. Como resultado de la situación del covid-19, el heredero danés no ha podido completar el viaje hasta ahora. Una ruta de casi 3.000 kilómetros de largo desde Qaanaaq, en el norte de Groenlandia, hasta Daneborg, en el noreste del país, acompañado y custodiado por esta patrulla que tiene la tarea de hacer cumplir la soberanía de la comunidad nacional sobre el noreste de Groenlandia.