Casi tres meses lleva Charlene en Sudáfrica, un periodo de tiempo que ya está siendo demasiado extenso y que la princesa está sufriendo en la distancia. Sin el príncipe Alberto ni sus hijos Jacques y Gabriella cerca, la exnadadora ha pasado su décimo aniversario de boda entre rumores de crisis y conjeturas de lo más incómodas.

Artículo relacionado

Pero Charlene no se rinde, y su potencial en redes sociales está siendo más que aprovechado con los diferentes mensajes que lanza desde su forzoso "destierro" debido a la infección de oídos que le impide viajar a Mónaco de regreso. Desde la visita del soberano y los mellizos a Sudáfrica, con los que pudo pasar unos días de safari y celebraciones familiares, la princesa ha publicado un goteo continuo de vídeos e imágenes de lo más sentimentales.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Una campaña con la que Charlene se ha convertido en fiel defensora de su matrimonio... y parece que la única. Mientras tanto, el silencio de Alberto de Mónaco es más que evidente, siguiendo su agenda institucional y apoyándose en los mellizos en los actos más importantes para el Principado. Parece que, después de muchos años en los que ha sido la princesa Carolina, ahora son ellos los que han sustituido a su madre

La actitud -o no actitud- del soberano es la mayor razón de que se aviven estos rumores. Mientras que su mujer ha publicado incluso la canción de su propia boda recientemente, no hay noticias desde Mónaco.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

Mientras tanto los Grimaldi continúan con sus eventos y han vuelto a reunirse para una de las citas más importantes del año: la Gala de la Cruz Roja. Se trata de uno de los compromisos más especiales para Charlene debido al vínculo que la princesa tiene con esta organización benéfica, por lo que en esta ocasión fue su hermano Gareth Wittstock el que acudió en su representación.

Por el momento toca esperar. Una nueva visita de Alberto y los niños, una mejora de su infección para poder volar de regreso, un mensaje público de su marido... Pero esperar. "Lo que ha sido extremadamente difícil para mí fue cuando mi equipo médico me indicó que no podía regresar a casa para mi décimo aniversario de boda", confesaba la exnadadora en una entrevista reciente desde Sudáfrica.