En esta Navidad tan atípica que se acerca las Casas Reales de Europa están teniendo un protagonismo nunca antes visto. No por los discursos y felicitaciones navideñas, sino por los miembros royal que se están encargando de convertirse en portavoces de los mensajes más especiales del año.

Artículo relacionado

En Suecia, por ejemplo, han sido los más pequeños de la Familia Real los encargados de ir encendiendo cada domingo las cuatro velas de Adviento. Empezando por Estelle y Oscar, hijos de la princesa Victoria; siguiendo por Leonore, Nicolas y Adrienne, la prole de Magdalena; y terminando con Alexander y Gabriel, quienes la próxima primavera tendrán un hermanito tras anunciar Carlos Felipe y Sofia que serán padres de nuevo.

Familia Realde Noruega

La Familia Real de Noruega se suma a los posados y felicitaciones navideñas de las Casas Reales de Europa.

Por su parte, Elisabeth de Bélgica eclipsaba con su vuelta a casa a su familia entera, sin embargo, sus hermanos Emmanuel y Eléonore no se quedaron cortos participando en el concierto de Navidad del Palacio Real.

Este domingo, para finalizar el periodo de Adviento, le tocaba el turno a la Casa Real de Noruega, que hace exactamente una semana nos brindaba con un vídeo familiar en el que Haakon e Ingrid Alexandra pronunciaban unas palabras, mientras que Sverre Magnus encendía las correspondientes velas bajo la atenta mirada de Mette-Marit.

Así, la primogénita de los príncipes herederos ha sido protagonista absoluta en los actos de la capilla del Palacio Real. Acompañada de sus padres, sus abuelos y su hermano, la joven de 16 años (cumplirá 17 dentro de un mes) ha sido la encargada de dar la bienvenida en la tradicional ceremonia presidida por la obispo Kari Veiteberg y amenizada con las voces de varios artistas reconocidos en el país.

"Bienvenidos a casa, a la capilla de Palacio. Este año queremos compartir con vosotros un momento de Adviento. Espero que lo paséis genial", iniciaba la nieta de los reyes Harald y Sonia. Unas palabras que continuaron por mostrar el orgullo de su madre Mette-Marit y de su abuela, bajo la atenta mirada de su padre y de su abuelo.

Familia Realde Noruega II

Los reyes Harald y Sonia de Noruega han participado en el tradicional acto religioso sintiéndose más que orgullosos de sus nietos Ingrid Alexandra y Sverre Magnus.

La princesa escogía para el momento un vestido negro plisado de manga larga con encaje en la parte del cuello y su melena suelta peinada con raya al medio, con un maquillaje de lo más delicado con el que se ha mostrado más guapa que nunca.

Después de las palabras de su nieta, Harald de Noruega también ha pronunciado su discurso. "Ahora nos acercamos a las vacaciones de Navidad, que para muchos será un poco diferentes este año. Espero que todos nos cuidemos muy bien y demostremos la precaución y protección que todos necesitamos. Os deseo a todos una muy Feliz Navidad".

[Imágenes: Det Norske Kongehuset]