En cuanto a solidaridad y cercanía se refiere, los príncipes Elisabeth, Gabriel, Emmanuel y Eléonore nunca defraudan. Si durante los meses de confinamiento pudimos verlos siguiendo el ejemplo de la reina de Bélgica con multitud de gestos de apoyo a los ciudadanos más desfavorecidos de la sociedad belga.

Artículo recomendado

Ahora sí. La Familia Real de Bélgica felicita la Navidad con un muy conjuntado posado

Ahora sí. La Familia Real de Bélgica felicita la Navidad con un muy conjuntado posado

Y era de esperar que terminara este complicado año con una última acción para la cual los cuatro hijos de los reyes Felipe y Matilde se han dividido en dos equipos. Por un lado, la heredera Elisabeth junto a su hermano Emmanuel, el tercero de la familia.

Los dos acudían el pasado día 25 de diciembre a visitar la residencia de ancianosHome Sain-Joseph. Los jóvenes de 19 y 15 años, respectivamente, pudieron mantener algunas conversaciones con los mayores más necesitados que se han visto duramente afectados por la pandemia.

Pero no todo fueron recuerdos tristes durante la jornada, al contrario. Los príncipes supieron animar a los residentes del centro retándose con ellos a diferentes juegos de mesa además de a la petanca, una de las actividades favoritas de los ancianos de la Home Sain-Joseph.

Por su parte, Gabriel y Eléonore realizaron un trabajo de voluntariado en una tienda almacén de Gante, donde prepararon diferentes cajas de alimentos y otros productos de primera necesidad junto a otros cientos voluntarios para entregar a más de 13.000 personas en riesgo de exclusión social.

Al igual que sus hermanos, los príncipes de 17 y 12 años, encendieron las correspondientes velas de la corona de Adviento completada por el día de Navidad.

[Imágenes: Belgian Royal Palace]