Este sábado 25 de junio la princesa Elisabeth de Bélgica ha atendido en solitario una cita de gran importancia para la marina del país. La inauguración del barco Bélgica, el nuevo buque de investigación oceanográfica fabricado en Galicia, que el gobierno belga ha adquirido para ampliar su flota y ponerlo en marcha próximamente.

Artículo recomendado

Elisabeth de Bélgica y Amalia de Holanda: los otros dos debuts de la noche de Ingrid Alexandra de Noruega

Elisabeth de Bélgica y Amalia de Holanda: los otros dos debuts de la noche de Ingrid Alexandra de Noruega

Con un elegante estilismo en blanco con salones en nude y complementos en color rosa (tocado y cartera de mano), la heredera al trono de Bélgica ha soportado el mal tiempo con la mejor de sus sonrisas. Después de subir a la enorme embarcación, Elisabeth ha roto contra el casco del barco la tradicional botella de champán con la que se desea larga vida a la embarcación y a su tripulación.

Elisabeth de Bélgica
Belgian Royal Palace

La armada belga, en presencia también del español Marcos Freire, director general del astillero de Vigo, vivía así un solemne acto digno de celebración. El buque fue encargado en 2017 con un presupuesto aproximado de 54 millones de euros y, debido a la pandemia, se ha entregado casi 3 años más tarde de la fecha prevista.

Elisabeth de Bélgica
Belgian Royal Palace

"Gracias al nuevo buque, nuestros científicos marinos podrán continuar su exploración en el mar con equipos de última tecnología, especialmente para el análisis de la calidad del agua, las poblaciones de peces y los sedimentos marinos", anunciaba la Casa Real añadiendo la posibilidad de ser visitado durante el pasado fin de semana.

Elisabeth de Bélgica
Belgian Royal Palace

La princesa ha podido conocer todos los rincones de este buque de 70 metros de eslora en compañía de sus altos mandos. Durante el recorrido,Elisabeth se ha ido interesando en los diferentes aspectos, haciendo hincapié en los laboratorios de abordo de última generación con los que cuenta la embarcación.

[Imágenes: Belgian Royal Palace]