Este martes 1 de septiembre los reyes Felipe y Matilde de Bélgica acompañaban a su hija menor, la princesa Eléonore, a una cita muy importante para ella: la vuelta al cole. La menor, de 12 años, acudía al inicio de las clases con su mochila al hombro y, como es de esperar y tal y como mandan las normas de seguridad sanitaria, con su mascarilla puesta.

Artículo relacionado

"¡Buen comienzo para todos los niños, jóvenes, padres y maestros! ⁣¡Feliz regreso a todos los estudiantes, padres y maestros!". Con estas palabras desde la Casa Real animaban a todos los alumnos, así como al profesorado, a enfrentarse al que parece que será uno de los cursos más peculiares que se han vivido desde hace años.

Matilde y Eléonore Bélgica
Gtres

La benjamina de la familia es la primera en comenzar su educación, unas clases que veremos comenzar en los próximos días a sus hermanos, los príncipes Gabriel y Emmanuel, mientras que la mayor de la familia, la princesa Elisabeth, inicia una etapa muy diferente: la de su formación militar con motivo de que es la heredera al trono de Bélgica. Por el momento se desconocen las pautas que seguirán los colegios de Europa, ya que el movimiento de alumnos dependerá de los contagios que vayan sucediéndose durante las próximas semanas.

Para la ocasión, la reina Matilde ha vuelto a deslumbrar con un conjunto monocolor en naranja quisquilla, muy favorecedor para la vuelta a su agenda pública. De nuevo, la mujer del rey Felipe ha lucido mascarilla a juego, volviendo a demostrar que ella también es una "reina de estilo", incluso con la protección sanitaria puesta,