Parece que Mette-Marit de Noruega está viviendo una buena racha de salud. La mujer del príncipe Haakon, que padece padece fibrosis pulmonar crónica desde hace más de tres años, lo que en ocasiones le provoca fatiga severa e incapacidad de moverse con agilidad, se esfuerza en mantener su agenda activa y seguir a su esposo siempre que puede.

Artículo recomendado

Las diferencias de superación y compromiso entre Mette-Marit de Noruega y Charlene de Mónaco

Las diferencias de superación y compromiso entre Mette-Marit de Noruega y Charlene de Mónaco

Así ha sido durante las últimas semanas en las que parece que, después de un achaque le le hizo regresar de sus vacaciones de invierno, la nuera de los reyes Harald y Sonia se encuentra mucho mejor. La princesa está siguiendo una agenda bastante ajetreada, tanto con videollamadas como con compromisos presenciales, en los que hemos podido verla con muy buena cara.

Esta misma semana, Mette-Marit ha acudido a una ceremonia de entrega de diplomas para madres en Oslo. Sin su marido, llegaba sonriente y muy cercana.

Preocupación por Charlene

Todo lo contrario a esta situación es la que estamos viviendo con Charlene de Mónaco, que permanece alejada de los compromisos públicos desde hace más de un año. Desde su regreso al Principado hace unas semanas, la princesa no se ha dejado ver y, tal y como han informado los medios de la pequeña nación, permanece recuperándose en Roc Agel, el palacio de verano de los Grimaldi, un enclave muy especial para la familia, en la ciudad de Peille y con vistas al Principado.

Charlene de Mónaco
Palais Princier de Monaco