Adelantada a su tiempo, comprometida y amante de la lírica. Así podríamos describir a Kim Jung-sook, la primera dama de Corea del Sur que este martes estará en Madrid junto a su marido, el presidente Moon Jae-In, en una visita de Estado por el país que durará varios días antes de que la pareja ponga rumbo a otros destinos de Europa.

Artículo recomendado

La razón por la que no habrá joyas ni grandes lujos en la cena de Estado en honor al presidente de Corea

La razón por la que no habrá joyas ni grandes lujos en la cena de Estado en honor al presidente de Corea

El motivo de la visita no es otro que celebrar y afianzar las buenas relaciones existentes entre ambas naciones, completando así la visita que los reyes Felipe y Letizia realizaron al país asiático en octubre de 2019. La crisis sanitaria ha paralizado durante varios meses la posibilidad de viajar entre naciones, pero hoy se retoman estos compromisos por parte de la Corona con una cena de gala que tendrá lugar esta noche en el Palacio Real.

Kim Jung Sook

Kim Jung Sook, primera dama de Corea del Sur.

Gtres

Con la reina Letizia como anfitriona de excepción, Kim Jung-sook pasará unos días en España en los que, probablemente, quiera aprovechar para realizar algunas visitas artísticas y culturales. Nacida en 1954 y perteneciente a una familia de clase trabajadora, la primera dama tiene un pasado muy ligado a la música. En concreto, como cantante lírica, gracias a su pasión por la música vocal que pudo estudiar en la Universidad de Kyung Hee.

Tras licenciarse, se convirtió en na reconocida intérprete de su país, además de formar parte durante años del Coro Metropolitano de la capital. Una carrera que dejó aparcada al casarse con Moon Jae-in, al que conoció durante su periodo universitario y a quien ella misma pidió matrimonio.

Moon Jae-in y Kim Jung-sook

El presidente surcoreano Moon Jae-in y su mujer, Kim Jung-sook.

Gtres

Adelantada a su tiempo y comprometida con diferentes causas sociales y animales (es una gran amante de las mascotas), la primera dama protagonizó una heroica anécdota durante su etapa como estudiante al socorrer al que hoy es un marido (desmayado por los gases lacrimógenos) de una manifestación.

Apodada cariñosamente como a "Dama Alegre" o Jolly Lady, la surcoreana mantiene desde 2017 (cuando su marido ganó las elecciones) una actitud positiva y alegre, ligada a diferentes causas sociales y animales, como gran amante de las mascotas.