Hoy ha sido un gran día para Bélgica, pero en especial para Delphine Boël -hija ilegítima del exsoberano Alberto II-, que ha debutado como princesa junto al resto de la Familia Real en el Día Nacional del país. Al lado de sus dos hermanos, la artista ha podido llevar además a su pareja en un evento simbólico con el que culmina su lucha por ser reconocida por la Corona.

Artículo recomendado

Delphine Boël arranca su agenda pública como princesa de Bélgica

Delphine Boël arranca su agenda pública como princesa de Bélgica

Para este día tan significativo para ella, Delphine ha querido lucir un estilismo con mensaje incorporado gracias a la firma que lo ha confeccionado, Erratum Fashion, del diseñador guineano Siré Kaba. Un mensaje con el que pretende "subsanar los errores del pasado", haciendo referencia a la controvertida política colonial en el Congo con la participación del rey Leopoldo II .

Delphine Boël
Gtres

Un tema delicado del que incluso el actual rey, Felipe de Bélgica, tuco que disculparse en público. "En la época del Estado independiente de Congo se cometieron actos de violencia y crueldad, que pesan todavía sobre nuestra memoria colectiva. El período colonial que siguió provocó igualmente sufrimientos y humillaciones. Quiero expresar mis lamentaciones más profundas por estas heridas del pasado, el dolor de las cuales se reaviva par las discriminaciones aún hoy demasiado presentes en nuestras sociedades".

Ahora parece que su recién estrenada hermana ha dado una lección reivindicativa ante los belgas y los africanos, estrenándose en su papel de princesa en un Día Nacional.