Inmerso en sus responsabilidades institucionales después de un largo periodo ausente por pertenecer a uno de los grupos de más riesgo de contagio por covid-19, el príncipe Daniel de Suecia atiende su agenda de manera cautelosa. Su delicado estado de salud viene por una operación de transplante de riñón a la que el marido de la heredera Victoria tuvo que someterse antes de contraer matrimonio, concretamente en mayo de 2009.

Artículo recomendado

Daniel de Suecia, entre rumores de crisis, más activo institucionalmente que nunca

Daniel de Suecia, entre rumores de crisis, más activo institucionalmente que nunca

En sus últimas apariciones, Daniel ha sorprendido con un nuevo complemento en el dedo índice de su mano izquierda: un anillo capaz de alertar si el estado de salud del príncipe empeora, incluso antes de que él pueda sentir los primeros síntomas. La pieza es conocida como "anillo inteligente" y está fabricado por la marca Oura.

Daniel de Suecia
Kungahuset

Disponible en diferentes modelos (oro, al plata, negro brillante y negro mate), este sorprendente gadget puede adquirirse desde 300 euros. Es capaz de revisar los signos vitales de aquel que lo lleve puesto, sincronizarse con el teléfono móvil, controlar el pulso y la frecuencia cardiaca. Gracias a él también pueden controlarse las calorías y los patrones de sueño.

Todo apunta a que este anillo tecnológico puede ayudar al príncipe Daniel en su día a día, y alertar en caso de que tengo algún nivel desajustado. Sin embargo, poco tiene que ver con su transplante de riñón ya que el yerno de los reyes Carlos Gustazo y Silvia superó la operación con creces.

Es probable que el marido de la princesa Victoria haya adquirido este gadget porque simplemente esté interesado en la tecnología y quiera controlar sus niveles de salud y bienestar, teniendo en cuenta su pasado como entrenador personal.