La princesa Sofia de Suecia se encuentra en la recta final de su embarazo. Tal y como comunicaba la Casa Real el pasado mes de diciembre, los príncipes serán padres por tercera vez a finales de marzo o principios de abril, por lo que aproximadamente en un mes el octavo nieto de los reyes Carlos Gustavo y Silvia traerá una nueva alegría a toda la familia.

Artículo relacionado

A sus 36 años, la princesa ha demostrado estar en primera línea de ayuda contra la crisis sanitaria, formando parte del equipo de enfermería del hospital Sophiahemmet, del que es presidenta honoraria. Una tarea que, por el momento, ha decidido no abandonar. Esto supone que Sofia de Suecia no hará caso a las recomendaciones de la Agencia de Salud Pública, que advierte a las mujeres embarazadas durante la pandemia. A pesar de que ella ya ha pasado el covid-19, sí existiría un riesgo en caso de que el bebé naciera antes de tiempo.

Sofia de Suecia
Gtres

Por este motivo, su decisión ha sido cuestionada. La princesa ha optado por seguir trabajando en el Sophiahemmet dos días a la semana, a pesar de que a partir de la semana 22 de embarazo está dentro de los grupos de riesgo. Sin embargo, el médico Urban Nylén perteneciente a la Junta Nacional de Salud y Bienestar Social ha afirmado en un comunicado de prensa que los datos no respaldan que el covid-19 implique un riesgo de enfermedad grave ni para la madre ni para el niño, unas palabras a las que la Casa Real se ha acogido.

"La princesa Sofia continuará trabajando en Sophiahemmet hasta donde pueda durante su embarazo", ha confirmado Margareta Thorgren, responsable de comunicación de la Corona., en una entrevista con Svensk Damtidning.

[Imágenes: Instagram Prinsparet]