Los monarcas noruegos están pasando su aislamiento en el Palacio de Kongsseteren, una residencia en la que tienen la posibilidad de estar en pleno contacto con la naturaleza. Así lo mostraban hace unos días con una instantánea publicada en redes sociales, donde Harald y su esposa Sonia paseaban por las inmediaciones del alojamiento.

Artículo relacionado

Los padres del príncipe heredero Haakon aprovechaban para mostrar que se encuentran en buen estado de salud, siguiendo las recomendaciones médicas en todo momento. "¡Gracias a todos ustedes por hacer lo que pueden, tanto en la comunidad como en el hogar, para ayudarnos a superar esto juntos! También queremos agradecerle por sus amables saludos y consideración", añadían en su publicación.

De nuevo, los soberanos noruegos aparecen en las redes sociales de la Corona en los exteriores del Palacio de Kongsseteren, en esta ocasión muy abrigados y sentados sobre varias mantas de piel. La pareja está junto a una hoguera y comparte un termo de té que sirven en sus respectivas tazas.

A través del vídeo se ve a los monarcas conversando sobre la crisis sanitaria mundial. A pesar de que han querido suavizar la situación con su estampa, lo cierto es que Harald sí ha mostrado preocupación por el empleo y la economía del país nórdico. Por su parte, la reina Sonia adopta una actitud más optimista pidiendo confianza en las autoridades. Ambos han agradecido a los ciudadanos el esfuerzo que están realizando en este momento y han concluido su mensaje con un brindis de tazas.

[Forografías: Det Norske Kongehuset]