Noruega ha sido una de las primeras Casas Reales europeas en entender la dimensión de la crisis sanitaria mundial provocada por el coronavirus. Tanto es así que era el jueves pasado cuando se anunciaba un periodo de cuarentena preventiva para la Familia Real, a pesar de que tanto el rey Harald como su esposa Sonia se encuentran en buen estado de salud. Los monarcas realizaron un viaje de Estado a Jordania a principios de mes de marzo.

Artículo relacionado

Con un total de más de 1000 infectados, el Gobierno del país nórdico ha tomado medidas como la de poner en cuarentena a cualquiera que hubiera llegado desde el extranjero después del 28 de febrero. Una medida que se suma a otras actuaciones como la de evitar las aglomeraciones y el transporte público, así como apostar por el distanciamiento social.

Harald y Sonia de Noruega
Gtres

Pero la situación de miedo e incertidumbre ha provocado el pánico social, y por ello el soberano de los noruegos ha querido transmitir por televisión un mensaje responsabilidad social y tranquilidad. Lo hacía este domingo por la noche desde su cuarentena en el Royal Lodge, ubicado a las afueras de Oslo.

"Todavía estamos solo ante el principio de algo cuyas consecuencias no conocemos con certeza", lamentaba con gravedad. "La incertidumbre nos hace vulnerables. La seriedad, inquietos. La nueva rutina diaria nos puede dar sensación de impotencia. Noruega está afectada junto con el resto del mundo. Ahora, nuestra tarea más importante es la de intentar frenar este desarrollo dramático, siguiendo las órdenes que nos han dado las autoridades".

Tras sus declaraciones más serias, el monarca suavizó suavizaba su discurso lanzando un mensaje de apoyo y fortaleza hacia los que más lo necesitan, concluyendo con un guiño de cariño y esperanza dedicado a todos los ciudadanos noruegos, además de hacer especial mención a los colectivos más vulnerables como los niños o los enfermos.

"Finalmente, me gustaría recordar que todos necesitamos un poco de amabilidad extra durante este tiempo. Estamos juntos en esto. Y juntos podemos superar lo que nos espera", finalizaba con la esperanza de que la situación vuelva a la normalidad lo antes posible.