Corinna Larsen vuelve a estar de actualidad. La que fuera amiga especial del Rey Juan Carlos ha concedido una entrevista a Paris Match en la que cuenta nuevos detalles de su relación con el Emérito y el resto de la familia real española. Unas palabras que, sin embargo, no son lo que más han llamado la atención.

Además de responder a algunas dudas sobre su relación con la familia real, Corinna Larsen también ha proporcionado a la mencionada publicación una imagen íntima de don Juan Carlos que ella misma tomó durante la época en la que mantenían tan buena relación. En la instantánea, el Rey emérito posa muy sonriente junto al hijo de ella, Alexander, fruto de su segundo matrimonio con el aristócrata alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. Ambos preparan una barbacoa en el patio de La Angorrilla, la casa de El Pardo en el que mantenían sus encuentros.

Una imagen en la que el Rey aparece casi irreconocible. Don Juan Carlos posa con un look informal formado por unas llamativas bermudas amarillas, barba de varios días y una gorra hacia atrás. Junto a él, el niño aparece muy sonriente. Cabe recordar que la propia Corinna llegó a confirmar en otra entrevista que su hijo llamaba “papá” al Emérito, tal y como ha recordado la colaboradora de Lecturas, Pilar Eyre, en su cuenta de Twitter.

Artículo relacionado

Una insólita instantánea que no ha tardado en correr como la pólvora por las redes sociales, donde ha causado sensación. Muchos han sido los usuarios que, con mucho humor, no han tardado en comparar a don Juan Carlos con el príncipe de Bel-Air e incluso Bart Simpson.

Vuelve a hablar

Corinna Larsen ha vuelto a dejar claro en su última entrevista que tiene muchísima información no solo sobre el rey Juan Carlos, sino también sobre la institución que representaba. La aristócrata ha confirmado que el Emérito tenía miedo a que se llegara a cometer un golpe en su contra. “Fue muy explícito al confiar en mí: ‘Tengo dos frentes ante a mí. La primera es mi esposa y sus lugartenientes: tiene prisa por poner a su hijo en el trono, porque tiene mucha más influencia sobre él que sobre mí. El segundo lo juega Mariano Rajoy, que pretende castrarme y debilitar la monarquía’”. Tanto miedo tenía que incluso le llegó a pedir que le buscara “un gran médico”.

Artículo relacionado

En la entrevista, Corinna vuelve a dejar claro su nula simpatía hacia doña Sofía. La que fuera amiga especial del Rey la ha retratado como la persona que lo orquestaba todo por momentos para dejar en evidencia a su marido. Por ejemplo, cuando Froilán se disparó en el pie, según su testimonio, la Reina acudió al hospital sabiendo que su marido no iba a poder ir con el fin de dejarlo en evidencia.

“Juan Carlos estaba furioso -dice-, convencido de que ella había organizado esta visita para que todos notasen su ausencia. Después de su repatriación, lo entendí: incluso si no se hubiera roto la cadera, la información sobre este viaje se habría filtrado de todos modos”, ha explicado. Unas palabras con las que ha vuelto a dejar claro la nula sintonía entre la pareja.