Meghan Markle se convertía el pasado sábado 17 en la gran ausente en el funeral del duque de Edimburgo. Debido a su avanzado embarazo, la mujer del príncipe Harry no pudo volar hasta Inglaterra, pero sí quiso tener un gesto con la reina Isabel en el que también estuvo presente el pequeño Archie.

Artículo relacionado

Antes de que diera comienzo el último adiós a Felipe de Edimburgo en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, la exactriz llamó a la monarca de Inglaterra, tal y como indica la revista People. "Meghan habló con Harry antes del funeral de su abuelo. Meghan y Archie también hablaron con la Reina a principios de esta semana".

Meghan y Archie
Gtres

Una práctica que, tal y como aseguraba el príncipe Harry durante la pandemia, su familia había estado haciendo videollamadas por zoom con la soberana y su marido, que pudieron ver a Archie en varias ocasiones. "Mis abuelos hacen Zoom. Han visto a Archie corriendo", explicaba.

Durante su ausencia, Harry no ha dejado de estar en contacto con su mujer y su hijo ni un solo día. "Ella sabe que el viaje a Inglaterra ha sido difícil para Harry. No quería dejar solos a Meghan y Archie. Meghan le ha insistido todos los días en que están bien. No ha querido que se preocupe", asegura la citada fuente.

Harry, Meghan, Archie

El hijo menor del príncipe Carlos regresaba a Estados Unidos antes de celebrar el cumpleaños de su abuela este 21 de abril, dejando claro que su prioridad es estar junto a su familia. Aún así, el príncipe ha querido acompañar a su familia durante estos días tan complicados, acercándose a su hermano Guillermo e intentando sacar la bandera de la paz.