No hay duda de que Magdalena de Suecia echa de menos su país desde su residencia en Miami. Allí se marchó a vivir junto a su familia hace casi dos años siguiendo los negocios de su marido, el financiero Christopher O'Neil, instalándose en una preciosa mansión con los tres hijos de la pareja, Leonore, Nicolas y Adrienne.

Artículo recomendado

Desde Florida, con amor: el 'christmas' más tierno y familiar de Magdalena de Suecia

Desde Florida, con amor: el 'christmas' más tierno y familiar de Magdalena de Suecia

Después de varios meses de pandemia en los que la hija menor de los reyes Carlos Gustavo y Silvia no ha podido reunirse con los suyos, Magdalena regresaba a casa este verano para pasar las vacaciones en familia. Una visita que realizó con el clan al completo, al igual que las Navidades que se aproximan.

Magdalena de Suecia y su familia regresan a casa por Navidad
Gtres

Y es que este mismo lunes, la hermana de los príncipes Victoria y Carlos Felipe ha aterrizado por sorpresa en Palacio protagonizando las Navidades con una de las tradiciones más emotivas de la Casa Real: la recepción de los abetos que adornarán Palacio durante estas fiestas.

Cada año, los estudiantes de ingeniería forestal entregan varios ejemplares de abetos a la Familia Real que, una vez pasadas las Navidades, los Bernadotte devuelven para que sean replantados. Se trata de una cita en la que los más pequeños de la familia suelen ser protagonistas.

Magdalena de Suecia y su familia regresan a casa por Navidad
Gtres

En este caso, y con sus padres mirando orgullosos, los pequeños Leonore, Nicolas y Adrienne, de 7, 6 y 3 años, han escogido algunos abetos de su tamaño que adornarán juntos durante estos días de fiesta para decorar la Navidad en el Palacio de Estocolmo.

Se trata de la primera vez que la benjamina de la familia participa en esta actividad navideña, por lo que su madre se ha preocupado de explicarle cada paso en todo momento.

Adrianne de Suecia
Gtres

Las imágenes de la familia de Magdalena de Suecia al completo muestran cómo han crecido sus hijos en estos últimos meses. Mientras que el pequeño Nicolas se parece mucho a su padre gracias a sus ojos azules, las niñas mantienen un físico más parecido a los Bernadotte. Sin embargo, entre ellas ha pocas similitudes a pesar de que lucían modelos exactamente iguales, con un vestido sin mangas en verde botella de terciopelo y jerséis blancos a juego con sus leotardos.

Nicolas de Suecia
Gtres

Por su parte, Nicolas combinaba su jersey granate con unos pantalones azul marino con camisa de cuadros en el mismo tono. Además, no se ha separado de un erizo de peluche que, más que probable, se ha traído desde Florida.

La princesa Magdalena, cada ve z más alejada de los medios y actos institucionales, ha vuelto a deslumbrar con un estilismo de lo más navideño: falda midi de cuadros escoceses de LoveShackFancy, jersey negro de cuello vuelto y botas altas firmadas por Christian Louboutin. Sin duda, un look perfecto para estas fiestas.