Los dos nacieron en 2005 y los dos serán monarcas de sus respectivos países. Hablamos de Christian de Dinamarca y de la princesa Leonor, quienes cuentan con un futuro más que similar al cargo de las Casas Reales de sus naciones. A pesar de que la primogénita de los reyes Felipe y Letizia es frecuentemente comparada con sus homólogas Elisabeth de Bélgica (19 años) y Amalia de Holanda (17 años), lo cierto es que es el príncipe danés el que más cerca está de ella debido a que comparten generación -ambos cumplirán 16 años el próximo mes de octubre-.

Artículo relacionado

Después de comunicarse a través de la Casa Real danesa que el primogénito de Federico y Mary estudiará fuera de casa durante el periodo correspondiente al Bachillerato, tal y como hará la princesa Leonor, una vez más, Christian de Dinamarca sigue los pasos de la heredera en España debutando en el que ha sido su primer acto institucional.

Margarita, Federico y Christian de Dinamarca
Det Danske Kongehus

Arropado por su padre, el príncipe Federico, y su abuela, la reina Margarita, el joven acudía este fin de semana a la conmemoración del centenario de la anexión de la península de Jutlandia a territorio danés. Un momento histórico que tuvo lugar hace 101 años y que, debido a la crisis sanitaria, no pudo celebrarse el verano pasado.

Abuela, hijo y nieto recalcaron la travesía que el rey Christian X (abuelo de la monarca) realizó hace más de un siglo para ratificar el referéndum que devolvía la península de Jutlandia a Dinamarca, tras 56 años en manos alemanas. Los tres cruzaron la frontera utilizando el mismo carruaje de caballos de entonces.

Margarita, Federico y Christian de Dinamarca
Det Danske Kongehus

Durante la jornada, el futuro heredero danés tuvo su papel protagonista hablando ante las cámaras, momento que aprovechó para confesar sus nervios, pero que también su abuela le había preparado a conciencia para la ocasión. Un momento histórico más que el joven suma a un año repleto de pasos hacia su futuro, como lo ha sido su reciente confirmación.

La estelar aparición del príncipe Christian se une a las conjeturas de que la abdicación de Margarita de Dinamarca está cerca después de la renuncia de Federico de Dinamarca como miembro activo del Comité Olímpico Internacional, un cargo que lleva ocupando 12 años y para el que incluso fue reelegido en 2017. "Ha sido un gran privilegio para mí ayudar a difundir los ideales olímpicos durante casi 12 años. En particular, me ha apasionado sacar a jóvenes y mayores de la silla y embarcarme en una vida de deporte y movimiento. Mi trabajo en el COI me inspiró, entre otras cosas, a establecer el Royal Run, del que estoy muy orgulloso. Aunque mi tiempo como miembro activo del COI termina en Tokio, continuaré llevando adelante los valores olímpicos en mi trabajo futuro", indicó el heredero hace unos días.

[Imágenes: Det danske kongehus]