El pasado 8 de noviembre la princesa Charlene de Mónaco regresaba al Principado colmando de alegría, no solo a Alberto y a los mellizos, sino a todos los ciudadanos monegascos que han estado pendientes de su salud durante estos últimos meses en los que ha estado "atrapada" en Sudáfrica. Una situación que ha provocado, además de preocupación, un sinfín de conjeturas sobre su relación con el soberano.

Artículo recomendado

El encuentro más esperado: Charlene de Mónaco se reúne con el príncipe Alberto y los mellizos Jacques y Gabriella

El encuentro más esperado: Charlene de Mónaco se reúne con el príncipe Alberto y los mellizos Jacques y Gabriella

Pero Charlene ha regresado y lo ha hecho muy feliz. "Alegría y emoción", se indicaba en el momento en que la sudafricana ponía los pies sobre tierra monegasca. Sin embargo, su salud aún no se ha recuperado del todo, por lo que la princesa necesita un periodo de descanso y tranquilidad, alejada de la vida pública, tal y como se ha informado esta mañana a través de un comunicado oficial publicado por el Palacio principesco y en el que confirma que no asistirá al próximo Día Nacional, este viernes 19 de noviembre.

Comunicado Palacio de Mónaco
Palais Princier de Monaco

La información reza lo siguiente:

"El Príncipe Soberano y la Princesa Charlene quieren hacer la siguiente información pública:
- Sus Altezas Serenísimas han decidido iniciar un período de calma y descanso necesario para garantizar la mejor recuperación de la salud de la princesa Charlene. Teniendo en cuenta que ha luchado contra sus problemas de salud en los últimos meses, la Princesa está actualmente convaleciente y continuará haciéndolo durante las próximas semanas, dándole tiempo a recuperarse de un estado de profunda fatiga general. Proteger la comodidad y la privacidad es esencial para su recuperación, la ubicación de la princesa seguirá siendo estrictamente confidencial.
- Debido a esta situación, la pareja principesca lamenta anunciar que la princesa Charlene no podrá asistir a la Fiesta Nacional de este año ni a las celebraciones, junto a su familia y los ciudadanos de Mónaco. Tan pronto como ella se recupere, la Princesa espera poder llevar a cabo una vez más sus deberes junto al Príncipe y pasar tiempo con los monegascos.
- Durante este período temporal de descanso, la pareja principesca solicita amablemente que su privacidad y el entorno familiar sean muy respetados. La información sobre la salud de la Princesa se comunicará a su debido tiempo, antes de las vacaciones de Navidad".

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Con estas palabras terminan las dudas sobre si veremos o no a la exnadadora junto a su familia en el que es el día más importante del Principado, marcando así la jornada con su ausencia. Es probable que tampoco podamos ver a Charlene en el tradicional encendido del árbol navideño de Palacio, previsto para el 15 de diciembre.