Ya son muchas las semanas que Charlene de Mónaco lleva fuera de casa, un viaje que se iniciaba por una experiencia solidaria que la princesa quería vivir como parte de un equipo de lucha contra la caza furtiva de rinocerontes y del que se ha truncado su regreso debido a una infección ORL (otorrinolaringológica) que afecta a las vías respiratorias o los oídos.

Artículo relacionado

Desde su país natal la mujer del príncipe Alberto de Mónaco ha ido dinamitando los rumores de crisis en su matrimonio, bien con cariñoso mensajes dedicados a su marido e hijos, bien con imágenes e incluso vídeos, con los que ha reforzado la celebración -en la distancia- de su décimo aniversario de boda.

Gareth Wittstock
Gtres

Entre las citas a las que Charlene no ha podido acudir durante este tiempo, la tradicional Gala de la Cruz Roja es una de las más importantes y a las que, sobre todo, la princesa sí suele acudir por petición expresa de Alberto. Cabe recordar que los Grimaldi están estrechamente asociados con esta institución, por lo que suelen realizar diferentes actos a lo largo del año que la exnadadora no se pierde.

Tanto es así que desde Sudáfrica Charlene quiso estar representada por Gareth Wittstock, de 41 años. Junto a su mujer Roisin, el hermano menor de la princesa acudió al evento convertid en uno más entre los Grimaldi: el príncipe Alberto, Carolina de Mónaco y sus hijos, Andrea, Pierre y Carlota Casiraghi, Beatrice Borromeo o Tatiana Santo Domingo.

Gareth Wittstock
Gtres

No es la primera vez que Gareth Wittstock acude sin su hermana a algún acto en el Principado. Afincado en Mónaco, cuenta con na presencia muy destacada en la vida social de Mónaco, por lo que es muy usual verle junto a su familia política, algo por lo que se ha ganado el apodo de "conde de Mónaco". El tradicional posado que los Grimaldi protagonizan en su Día Nacional es la mejor muestra de ello.

Gareth mantiene una relación muy cercana a Charlene, y se ha convertido en su mejor apoyo en un lugar muy lejano al que ambos se criaron, Zimbabue. "Necesita el apoyo de sus seres queridos y nuestro vínculo es muy fuerte", ha asegurado en más de una ocasión. "Nos vemos regularmente, nos visitamos y mi hija juega con sus mellizos. Es algo muy conmovedor y muy especial para nosotros".